El escenario financiero del país

El Tesoro defiende ante los inversores franceses la solvencia de los bonos

La banca española respalda las reuniones en el extranjero de Salgado y Campa

Tras el primer encuentro celebrado en Londres, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa y la directora general del Tesoro, Soledad Núñez, se citaron ayer con una treintena de responsables de fondos de inversión, bancos y analistas en París, a los que trataron de convencer sobre la verosimilitud del contenido del plan de Estabilidad presentado ante las autoridades comunitarias y la fortaleza de la deuda española.

"Somos el cuarto país que más deuda emite en la zona euro, nuestro mercado ofrece mucha liquidez y está muy diversificado", subrayó Núñez, quién anunció una emisión de títulos a diez años para este mismo mes "dependiendo de las condiciones del mercado".

En el turno de preguntas, los analistas franceses plantearon a Campa varias cuestiones relacionadas con los planes para reducir la tasa de paro (el Ejecutivo prevé que baje del actual 18,8% de la población activa al 15,5% en 2015) y qué sectores serían los que más puestos de trabajo generarían.

El secretario de Estado, que utilizó la misma presentación que hizo un día antes en Londres, señaló que a medio y largo plazo el sector servicios será el que tendrá el mayor peso en términos absolutos. "Los dos sectores que han constituido el pilar de la economía española, el turismo y la construcción, en el futuro continuarán teniendo importancia", aseguró Campa. "Tenemos sol y playa y esos activos pueden seguir desarrollándose con una desestacionalización del turismo, atrayendo nuevos turistas, como los jubilados europeos, entre octubre y marzo.", recalcó. Tras la reunión con los analistas, Campa mantuvo otro encuentro con responsables de las gestoras de fondos Amundi (filial común de Société Générale y Crédit Agricole) y Alliance.

Frente a las tesis de algunos miembros del Ejecutivo, como el ministro de Fomento, José Blanco, respecto a la existencia de un ataque de especuladores contra España, Campa negó la mayor. "Lo que existe es una analogía rápida y fácil con la situación en otros países. Asistimos al despertar de los escépticos obligados hasta ahora al silencio ante el éxito del euro, que ha sido una gran baza para España", argumentó.

El secretario de Estado, que se negó a realizar declaraciones a los medios españoles, restó importancia, en una entrevista al diario Les Echos, a los bruscos movimientos bursátiles de los últimos días, informa Efe. "No hay que ser esclavo de los mercados y considerar buena o mala una decisión de política económica en función de la reacción de la bolsa o del mercado de deuda", recalcó Campa.

Los presidentes de la Asociación Española de la Banca (AEB) y de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Miguel Martín y Juan Ramón Quintás, valoraron ayer de forma positiva los viajes emprendidos por Salgado y Campa para calmar los ánimos.

Martín los calificó de "muy necesarios", mientras que Quintás equiparó la iniciativa del Gobierno a la de cualquier empresa. "Cuando los productos de una compañía están en dificultades, hay que hacer marketing para promocionarlos", dijo.

Por su parte, José Manuel García Sola, director general de Banif, rama de banca privada de Santander, reclamó ayer más concreción en las medidas relacionadas con el recorte anunciado en el gasto público. "Tras el anuncio de la rebaja de 50.000 millones de euros en cuatro años, ningún ministerio se ha pronunciado con medidas concretas al respecto y eso es lo que están percibiendo los inversores extranjeros", dijo.