Dice que fue un "error" publicar el documento

El Gobierno reitera que "no contempla" ampliar los años de cotización para tener pensión

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró hoy que la propuesta sobre la reforma de las pensiones que el Ejecutivo quiere debatir en la Comisión del Pacto de Toledo "ni ha contemplado ni contempla la ampliación de los años de cotización para establecer el cómputo de las pensiones". En la misma línea se pronunció hoy la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, en una entrevista.

Fernández de la Vega quiso "aclarar" las "interpretaciones incorrectas" sobre los planes del Ejecutivo central respecto a las pensiones.

El Gobierno central retiró ayer de un informe remitido a la Comisión Europea un párrafo que podía dar a entender que era partidario de ampliar en diez años el periodo de cómputo para la prestación de jubilación. Posteriormente, en la tarde de ayer, el Ejecutivo aseguró que la postura respecto a este asunto es la que se recoge la propuesta aprobada el pasado viernes en Consejo de Gobierno, en la que además de la medida de elevar la edad de jubilación hasta los 67 años, se abre la puerta a la posibilidad de ampliar el periodo de cálculo de la prestación.

Por su parte, la vicepresidenta aseguró hoy que "la propuesta que el Gobierno quiere consensuar dentro del Pacto de Toledo -la comisión parlamentaria en la que se abordan estas cuestiones- es la que dimos a conocer el viernes pasado". Sobre dicha propuesta, aseguró que "ni ha contemplado ni contempla la ampliación de los años de cotización para establecer el cómputo de las pensiones". "No lo contempla; no lo dijimos porque no lo acordamos", añadió.

Por ese motivo, y para que "no haya ninguna otra interpretación", el Ministerio de Economía y Hacienda volvió a remitir ayer a Bruselas un nueva versión del Programa de Estabilidad 2009-2013 en la que se suprimía el citado párrafo.

Además, afirmó que los planteamientos recogidos en ese texto son "de futuro" y que suponen "un punto de partida, no de llegada". Asimismo, destacó que, con sus planteamientos, el Ejecutivo está "pensando en los ciudadanos", ya que su objetivo es "garantizar la estabilidad del sistema" de prestaciones por jubilación a largo plazo.

De todas formas, recordó que en la actualidad, las cuentas de la Seguridad Social gozan de "muy buena salud", a pesar de lo que el Gobierno tiene "la responsabilidad" de pensar en el futuro, dado el progresivo envejecimiento de la población.

Preguntada por si considera necesario hacer un ejercicio de autocrítica ante la confusión generada respecto a la postura del Ejecutivo sobre el sistema de pensiones, afirmó que el Gobierno ya ha "aclarado" las "interpretaciones incorrectas" sobre su postura.

Salgado reconoce el error"

Por su parte, la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, reconoció esta noche que fue un "error" hacer público el documento con el Programa de Estabilidad 2009-2013 porque el ejemplo utilizado para el ahorro que supondría a la Seguridad Social ampliar el periodo de cálculo de las pensiones en diez años -desde los 15 actuales a un total de 25- "inducía a confusión".

"Errores podemos cometerlos todos, y yo no puedo decir que no me equivoque nunca", reconoció Salgado en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press. Según la ministra, el error estuvo en que se difundió a la opinión pública a través de los medios el mismo documento que había sido elaborado pensando en que el destinatario serían los expertos de la Unión Europea y que proyectaba cómo afectaría el cambio del cálculo de las pensiones en las arcas de la Seguridad Social.

"Tal vez, un economista lo percibiría claramente como ejemplo, pero el conjunto de la ciudadanía lo percibió como propuesta", lamentó Salgado que, en cualquier caso, negó que desde la Presidencia del Gobierno se ordenara cambiar el Programa de Estabilidad 2009-2013 enviado a Bruselas.

En cualquier caso, Salgado reiteró que la ampliación del periodo de cálculo de las pensiones en diez años "no va a ser una propuesta del Gobierno", al tiempo que insistió en que el Ejecutivo sí respalda que el Pacto de Toledo estudie el retraso de la edad de jubilación de forma gradual, por ser una medida "razonable y positiva".

Salgado, que descartó que el Gobierno estudie la posibilidad de desarrollar algún sistema de pensiones mixto, insistió que tendrá que ser el Pacto de Toledo el que concrete la reforma de las pensiones porque, aunque las pensiones actuales están "absolutamente garantizadas", a partir de 2025 el sistema "podría tener algunas dificultades".