Cándido Méndez. Secretario General de UGT

"Retrasar la jubilación es la última opción"

El secretario general de la Unión General de Trabajadores, Cándido Méndez (Badajoz, 1952), fue uno de los más beligerantes opositores al retraso de la edad de jubilación cuando el Banco de España lo recomendó el año pasado. Si entonces, cuando el Ministerio de Trabajo también se postuló en contra, no dudó en tachar a Miguel Ángel Fernández Ordóñez de "fanático vanidoso" por proponerlo, ahora, tampoco se va a dejar convencer fácilmente. Lo explica a este diario, al igual que ha hecho su homólogo.

¿Rechaza de plano la reforma de pensiones ideada por el Gobierno?

Sí, porque supone un recorte de las pensiones. Significa trabajar más años para recibir lo mismo, y muchas personas que no puedan seguir trabajando a partir de cierta edad tendrán una reducción adicional en la cuantía de su pensión. Además el sistema de Seguridad Social está saneado, como lo confirman los últimos datos, y no hay motivos de preocupación a corto y medio plazo.

¿Con qué puntos del documento coinciden?

En que hay que hablar y debatir sobre la sostenibilidad futura de las pensiones, pero siempre evitando recortes sociales. Creemos que el debate se debe centrar en cómo acercar la edad real de jubilación a la edad legal. Y consideramos imprescindible buscar nuevas fuentes de financiación, por ejemplo a través de los Presupuestos Generales del Estado, y no reducir el gasto social.

¿Es falso que sea necesario retrasar la jubilación para mantener el sistema?

Retrasarla debe ser de carácter voluntario y mediante incentivos. También, hay que tener en cuenta que reducir las cotizaciones sociales -uno de los caballos de batalla de la patronal- supondría un duro golpe a la sostenibilidad del sistema.

¿Qué soluciones concretas habría que tomar?

Se deben cumplir los compromisos separación de las fuentes de financiación, y cubrir exclusivamente con aportaciones públicas los complementos de mínimos de las pensiones a partir de 2012. También se debe desarrollar la financiación de bonificaciones a las cuotas empresariales. Y se debe acelerar la integración de los trabajadores agrarios por cuenta ajena en el Régimen General, la reforma del régimen de trabajadores del hogar y la jubilación anticipada para los trabajos penosos, peligrosos y tóxicos.

¿Qué calendario de movilizaciones tienen previsto para impedir la aprobación del actual proyecto?

Por el momento, son informativas. Vamos a explicar la posición del sindicato y nuestras alternativas para asegurar la sostenibilidad y viabilidad futura del Sistema. De momento, son las únicas movilizaciones que nos planteamos porque es muy posible que este planteamiento se quede en eso.

En caso de que, de todas formas, el Gobierno aprobara esta reforma, ¿convocarían una huelga general antes que aceptar la jubilación a los 67 años?

El Gobierno ha propuesto una medida pero todavía tiene que pasar por el Parlamento y, sin duda, no pasará el trámite parlamentario porque merma la protección social de los trabajadores.

¿Comparte los mismos puntos de vista que CC OO? ¿Peligra la unidad sindical?

Compartimos el mismo punto de vista. La unidad de acción en esta y otras materias es indiscutible.