El futuro de la Seguridad Social

El Pacto de Toledo pide al Ejecutivo que ponga orden en el debate generado

Las continuas rectificaciones del Gobierno en sus propuestas para reformar las pensiones condujeron ayer a los partidos integrados en la Comisión del Pacto de Toledo a solicitar la comparecencia urgente del titular de Trabajo, Celestino Corbacho, a la que seguirá la de la vicepresidenta económica, Elena Salgado.

En el PSOE reina un cierto estupor ante las idas y venidas del Gobierno desde que la semana pasada se filtró su propuesta de retrasar la edad legal de jubilación a los 67 años. A esta polémica se sumó ayer otra iniciativa, finalmente retirada del programa de Estabilidad remitido a Bruselas, que consiste en ampliar a 25 años el periodo de cálculo de las pensiones. Fue conocida por los partidos poco antes de comenzar la reunión de la Comisión del Pacto de Toledo y mereció todo tipo de críticas al Ejecutivo, incluso dentro del propio PSOE.

El portavoz de Empleo del Grupo Socialista, Jesús Membrado, fue claro al respecto: "La propuesta del Gobierno no se debería haber explicitado ahora porque ha generado alarma social y se ha abierto una polémica sin base de discusión en la que todo el mundo debate sobre algo que no conoce". Membrado cree que ha faltado "pedagogía en la comunicación" y se mostró convencido de que de la Comisión del Pacto de Toledo no saldrá una propuesta de alargar la jubilación hasta los 67 años con carácter general, ya que "nadie está dispuesto a plantear algo así a calzón quitado".

Su compañera de escaño Isabel López i Chamosa, portavoz en la comisión del Pacto de Toledo, negó que el Gobierno disponga de una propuesta cerrada para aumentar el periodo de cálculo de las pensiones y puso en valor los trabajos que tiene pendiente de desarrollar la propia comisión.

Dentro del terreno resbaladizo en el que el propio Gobierno ha introducido la reforma del sistema de pensiones, ya hay algunos grupos parlamentarios que se atreven a opinar sobre aspectos concretos. El diputado de CiU Carles Campuzano, por ejemplo, se mostró abierto a considerar la ampliación más allá de los 15 años del periodo de cómputo de las pensiones siempre que a los trabajadores se les de la posibilidad de seleccionar los años que les pueden proporcionar una prestación más alta. El diputado del PP Tomás Burgos no se opone de partida a considerar ninguna iniciativa, aunque considera que "es prematuro especular con hipótesis".

Como la percepción general dentro de la comisión del Pacto de Toledo es que la confusión es grande, lo primero que sus integrantes acordaron ayer es solicitar la comparecencia urgente del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, y de la vicepresidenta económica, Elena Salgado. Ambas comparecencias podrán celebrarse durante el mes de febrero para, con posterioridad, escuchar a la media docena de asociaciones que representan los intereses de jubilados y pensionistas y que todavía no han pasado por la Comisión.

Enfado parlamentario

Cuatro días ha tardado Moncloa en remitir al Congreso el documento sobre la reforma de la pensiones aprobado el viernes, una circunstancia que ha molestado a los grupos parlamentarios. Dicho documento entró en el Registro de la Cámara baja en la mañana del martes, por lo que los diputados se enteraron de las propuestas del Gobierno por los medios de comunicación.