Daño a la competencia

La CE estudia la situación de Telecom Italia en Argentina tras la protesta de la patronal

La Comisión Europea (CE) afirmó ayer que estudiará el caso de la compañía Telecom Italia en Argentina, tras la petición de la patronal que agrupa a las principales operadoras europeas de telecomunicaciones de que actúe en vista de que las autoridades quieren obligar a la empresa italiana a salir del país.

El Ejecutivo comunitario confirmó que ha recibido una carta de la Asociación Europea de Operadores de Redes de Telecomunicaciones (ETNO) y señaló que estudiará el caso e informará al respecto tan pronto como sea posible, pero rehusó dar más detalles al respecto.

Los poderes comunitarios "no se extienden hasta terceros países", si bien pueden existir acuerdos a tener en cuenta, comentó en rueda de prensa la portavoz comunitaria, Pia Ahrenkilde, preguntada por las acciones a tomar si Argentina nacionaliza su sector de las telecomunicaciones y los intereses europeos resultan perjudicados.

ETNO envió la semana pasada una carta al presidente de la CE, José Manuel Barroso, en la que le instaba a tomar todas las acciones posibles ante el Gobierno argentino para dejarle claro que "un marco legal y político seguro y fiable es una condición fundamental para todas las inversiones europeas, existentes y futuras, en ese país".

El Gobierno argentino está decidido a expulsar a Telecom Italia del país por el supuesto daño a la competencia que ha producido la entrada de Telefónica en el capital de la italiana, ya que ambas tienen operadoras en Argentina. La decisión la tomó el organismo de competencia, que obligó a la italiana a vender antes de agosto, pero lo paralizó un tribunal. El Gobierno argentino ha asegurado que no respetará la decisión judicial y que expulsará a Telecom Italia.