Plan de corrección del déficit público

Bruselas revisará las cuentas públicas de Grecia cada tres meses a partir de ahora

La Comisión Europea respaldará mañana el plan de corrección del déficit público (del 12%) hasta 2013 presentado por Grecia, pero lo someterá a una estrecha vigilancia, en base al Pacto de Estabilidad, para garantizar que el Gobierno de Georges Papandreou cumple los objetivos previstos.

Según la propuesta del comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, que el miércoles debe ser aprobada por la Comisión, Atenas deberá presentar el 16 de marzo el primer informe sobre la evolución de su política presupuestaria; otro más el 15 de mayo; y cada tres meses a partir de esa fecha.

Almunia, que la próxima semana asumirá la cartera de Competencia y dejará la de Asuntos Económicos al finlandés Olli Rehn, señaló ayer que este sistema de control permitirá exigir a Grecia nuevas medidas de recorte si los números rojos no se corrigen. "No permitiremos derrapajes", advirtió ayer Almunia en unas declaraciones a la agencia Reuters. El comisario aseguró que el gobierno griego ha mostrado su disposición a acatar las nuevas exigencias tan pronto como las plantee Bruselas.

Además de aplicar el Pacto de Estabilidad, la Comisión también quiere exigir a Grecia reformas estructurales en base al artículo 121 del Tratado, una fórmula que sólo se utiliza cuando se comprueba que la política de un país contradice las orientaciones generales pactadas por la UE o "puede poner en peligro el correcto funcionamiento de la unión económica y monetaria".

Bruselas quiere evitar que la inquietud de los mercados financieros sobre la sostenibilidad de la economía griega (y la penalización de su deuda) salpique a otros socios del Euro, como Portugal, Irlanda, Italia o España.