Habrá recuperación en el segundo semestre

Campa no descarta que la tasa de paro llegue "puntualmente" al 20% en 2010

El Gobierno espera un "deterioro adicional" en las cifras del paro en los próximos meses y no descarta que el desempleo llegue al 20%, por lo que mantiene una posición de "cautela", ha dicho hoy el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa.

Campa, señaló hoy que "puede ocurrir" que la tasa de paro llegue a lo largo de 2010 al 20%, si bien indicó que se trataría de una "situación puntual" y que la previsión del Gobierno para la media del año "no es ésa".

Así lo señaló durante la rueda de prensa para valorar los datos de la Encuesta Pública de Población Activa (EPA) a cierre de 2009, que señala un aumento del paro en 11.118.600 personas, un 34,87% más, situándose la cifra total de desempleados en 4.326.500 personas y la tasa de paro en 18,83%, casi cinco puntos más que en 2008.

En este sentido, el secretario de Estado señaló que, pese a una moderación relativa respecto a principios de 2009, los datos son "claramente negativos" y el Ejecutivo prevé además un "deterioro adicional" del ajuste en los próximos meses, por lo que observa la situación "con mucha cautela".

Campa señaló que 2010 no será un año de "creación de empleo neta", aunque a partir del segundo semestre se producirá una "pequeña creación de empleo" en sectores como los servicios o la industria, si bien otras actividades, como la construcción, seguirán destruyendo empleo, por lo que afirmó que el cómputo global tendrá un "efecto neutral" o levemente positivo.

"En los dos primeros trimestres esperamos una pequeña destrucción de empleo y en la segunda mitad, una creación de empleo neto también pequeña", resumió. Aun así, señaló que en el cuarto trimestre se refleja una "moderación" del mal comportamiento del empleo, en línea con lo anticipado por el Gobierno.

A pesar de las cifras, Campa señaló que se pueden observar "ciertos signos positivos", en especial en lo referente al comportamiento "menos negativo" del empleo femenino, que se redujo en un 3,65% frente al 7,64% del masculino, así como a la movilidad del empleo.

En este sentido destacó que en el cuarto trimestre del año, 88.600 personas en paro encontraron trabajo. Además, recordó que la cifra de ocupados es superior en un millón de personas a la que había en 2004.

"Atenuación" en el ajuste de plantillas

Por su parte, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, afirmó hoy que el dato de la EPA del último trimestre de 2009 es "negativo" y "malo", pero consideró que constata que se está produciendo una "atenuación" de los ajustes de las plantillas por parte de las empresas.

En declaraciones a TVE, Corbacho argumentó que esta moderación responde a que el grueso del ajuste económico, "que en España se ha hecho directamente sobre las plantillas", se realizó "prácticamente" entre el final de 2008 y el primer semestre de 2009.

Con todo, Corbacho afirmó que esto no quiere decir que el deterioro del empleo esté llegando a su fin y avanzó que "todavía habrá ajustes de plantillas", entre otras cosas, porque aún hay expedientes de regulación de empleo (EREs) de suspensión que, cuando finalicen, podrían convertirse en nuevos recortes de puestos de trabajo si las empresas consideran que la medida coyuntural no ha sido suficiente.

"Nuestras previsiones son que la economía empezará a cambiar de signo, que dejará de estar en recesión en el primer semestre, y empezaremos a estar en una economía en crecimiento, aunque la recuperación del empleo será más lenta que el crecimiento de la economía", añadió.

Asimismo, el ministro de Trabajo precisó que "en la UE ya se acepta que probablemente en los próximos dos años la economía se habrá recuperado de una manera importante, pero que eso no se habrá traducido en una recuperación del 100% de los puestos de trabajo que se perdieron durante la crisis". "No podemos calificar la EPA de positiva, pero va certificando esa tendencia de atenuación y por tanto de ir dejando esta crisis tan profunda atrás", sentenció en tono esperanzador.

Además, el secretario de Estado de Economía aseguró hoy que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) llevaba "plenamente vigente y operativo" desde su aprobación por el Congreso en junio de 2009, y descartó que los siete meses transcurridos hasta recibir la autorización de la Comisión Europea hayan retrasado "sustancialmente" ninguna fusión de entidades.