Sus resultados incumplen previsiones

BBVA está preparado para 2010 y cree que será mejor que 2009

El consejero delegado del banco, Ángel Cano, aseguró hoy que la entidad es "una de las mejor posicionadas" del mercado para afrontar el presente ejercicio, que será duro, pero no peor que el que acaba de terminar.

El presidente de BBVA, Francisco González, junto con su consejero delegado Ángel Cano.
El presidente de BBVA, Francisco González, junto con su consejero delegado Ángel Cano.

Así lo explicó Cano en la presentación ante analistas de las cuentas correspondientes al ejercicio 2009, cuando ganó 4.210 millones de euros, el 16,1% menos que un año antes, debido al esfuerzo realizado para fortalecer el balance y elevar las provisiones, a lo que destinó en total 6.572 millones de euros.

Además, Cano explicó que todas estas gestiones y anticipaciones, que les han llevado, entre otras cosas, a clasificar como dudosos créditos que aún no lo son, hacen que no esperen empeoramientos de la tasa de mora este año "en ninguna de las franquicias" del grupo. En este sentido, el banco ha decidido anticiparse a los malos tiempos, ante las incertidumbres que existen sobre algunas de las carteras, como el crédito al promotor en España.

El consejero delegado se mostró convencido de que el grupo será capaz de seguir generando capital en 2010, en torno a unos 20 puntos básicos por trimestre, y lo hará de forma orgánica, por lo que "no hay planes" ni necesidad de realizar ninguna emisión de capital en el presente ejercicio.

BBVA 4,72 -1,27%

Por otra parte, tanto Cano como el director financiero del BBVA, Manuel González Cid, explicaron a preguntas de los analistas la actual composición de la cartera inmobiliaria, en la que realizaron adquisiciones por importe de 776 millones de euros en España y Portugal el año pasado.

Asimismo, la entidad prevé que en tres años Estados Unidos represente aproximadamente el 15% del resultado atribuido del grupo y Asia, el 8%, según explicó hoy el director financiero del segundo banco español, Manuel González Cid.

Incumple previsiones

BBVA registró un beneficio neto atribuido de 4.210 millones de euros en 2009, lo que supone un 16,1% menos con respecto a los 5.020 millones obtenidos en el ejercicio anterior, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El resultado del banco está por debajo de los 5.230 millones de euros de ganancias que esperaban los analistas.

Sin contar ingresos extraordinarios y las dotaciones realizadas a provisiones, el segundo banco español habría ganado 5.260 millones de euros el año pasado, lo que implica un descenso del 2,8%.

En 2009, el Grupo realizó un importante esfuerzo para fortalecer su balance y destinó en total 6.572 millones de euros a saneamientos, provisiones y otros extraordinarios, parte de los cuales tuvieron un carácter voluntario, con objeto de "afrontar en mejores condiciones el complicado entorno esperado para 2010".

En concreto, el BBVA destinó 1.411 millones a saneamientos crediticios en España, Estados Unidos y México; otros 551 millones a prejubilaciones, y otros 100 millones para compensar los cambios de valor de inmuebles, como requiere la normativa.

El ratio de morosidad del Grupo se situó a finales de diciembre en el 4,3%, frente al 2,3% de 2008, en tanto que la cobertura para protegerse frente a insolvencias se redujo a 57%, en comparación con el 92% del año anterior.

Los créditos a la clientela se redujeron el 3,1% a cierre de diciembre, hasta los 332.162 millones de euros, en tanto que los recursos de sus clientes sumaban 371.999 millones, el 1,2% menos.

En cuanto a la solvencia, la entidad destacó que el "core capital" o activos ponderados por riesgo se situó en el 8% frente al 6,2% de un año antes, en tanto que el Tier 1 -otro de los ratios que miden la solvencia- se situó en el 9,4%.

Áreas de negocio

Por áreas de negocio, el beneficio atribuido de España y Portugal se redujo el 7,5%, hasta 2.373 millones de euros, en tanto que en México el Grupo ganó 1.359 millones, el 29,91% menos, y en Estados Unidos perdió 1.071 millones, frente a los 211 que ganó en 2008.

En América del Sur el beneficio ascendió a 871 millones de euros, el 19,8% más, en tanto que el área de Negocios Globales y Gestión de Fondos obtuvo 1.011 millones, el 30,9% más, y Actividades Corporativas redujo sus pérdidas en un 72%, hasta 333 millones.

El margen de intereses -diferencia entre ingresos por créditos y gastos por depósitos mas dividendos- creció el 18,8%, hasta los 13.882 millones de euros, pese al comportamiento "asimétrico" de la actividad y gracias a "una buena gestión de los precios".

El margen bruto -que añade al anterior los ingresos por comisiones- se situó en 20.666 millones de euros tras crecer el 8,9%, lastrado por el retroceso del 2,1% de las comisiones y la reducción del 59,1% de la aportación de las empresas en las que participa.

Además, el segundo banco español realizó "un importante esfuerzo en la contención de los costes", que descendieron un 1,1% debido a la adecuada gestión de las redes de oficinas y al Plan de Transformación, y que se tradujo también en una mejora del ratio de eficiencia hasta el 40,4%, frente al 44,6% de un año antes.

Todo esto permitió que el margen neto -el que mejor refleja la actividad puramente bancaria- sumara 12.308 millones de euros, lo que implica un crecimiento del 17%.