Política monetaria

La Fed mantiene intactos los tipos en el 0%

La Reserva Federal de EE UU ha decidido mantener los tipos de interés sin cambios, es decir, en una horquilla entre el 0% y el 0,25%, "por un periodo extenso" con el objetivo de respaldar la incipiente recuperación económica en el país. En esta ocasión, la decisión no se ha tomado de forma unánime.

Evolución de los tipos de interés de la Fed
Evolución de los tipos de interés de la Fed

La Fed ha anunciado que dejará en marzo de comprar créditos hipotecarios. El Comité de Mercados Abiertos de la Fed (FOMC, por sus siglas en inglés) anticipa, además, que "es muy probable que las condiciones económicas, incluido los bajos niveles de utilización de recursos, la baja inflación, y las estables expectativas inflacionarias garanticen niveles excepcionalmente bajos de los fondos federales durante un periodo extenso".

"Aunque es probable que el ritmo de la recuperación económica sea moderado durante algún tiempo, el Comité anticipa un retorno gradual a unos mayores niveles de utilización de recursos en un contexto de estabilidad de precio", destacó el banco central.

Aun así, la Fed subrayó en el comunicado que emite al final de sus reuniones que la actividad económica sigue fortaleciéndose y el deterioro del mercado laboral ha disminuido.

Los analistas esperaban que la Fed mantuviese los tipos porque la recuperación económica todavía es frágil pese a la masiva inyección de dinero público en el sistema. Sin embargo, la decisión contó con el voto en contra de Thomas M. Hoenig, quien afirmó que la situación de la economía ya no justifica mantener los tipos en un nivel excepcionalmente bajo.

EE UU registró un crecimiento anualizado del PIB del 2,8% en el tercer trimestre, mientras que destruyó 85.000 empleos el pasado mes de diciembre, aunque la tasa de paro se mantuvo estable en el 10% por segundo mes consecutivo.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) cifró en un 2,5% la contracción interanual experimentada por EE UU en 2009, mientras que prevé un repunte del PIB estadounidense del 2,7% en 2010, 1,2 puntos porcentuales más que su anterior estimación, aunque para 2011 espera un crecimiento del 2,4%, cuatro décimas menos de lo previsto en octubre.

El encuentro se produce en medio de un acalorado debate sobre la conveniencia de prolongar durante otros cuatro años el mandato de Ben Bernanke al frente del banco central. Para seguir en el cargo, el presidente de la Fed necesita ser confirmado por el Senado en una audiencia que se espera tenga lugar a finales de esta semana.