Como denuncia Fenebús

Bruselas niega que las subvenciones del Gobierno al AVE sean "ilegales"

La Comisión Europea negó hoy que las subvenciones concedidas por el Gobierno español a Renfe en el marco de ciertos servicios ferroviarios sean "ilegales" como denuncia la patronal del transporte de viajeros por carretera Fenebús.

"No hay ninguna ayuda ilegal", señaló a Efe el portavoz comunitario Ferrán Tarradellas. El Ejecutivo comunitario explicó que se ha producido un simple intercambio de cartas entre Madrid y Bruselas en el que se ha confirmado que estas subvenciones, acordadas cuando España aún no era miembro de la UE, concluirán como estaba previsto el próximo 1 de julio.

La Comisión subrayó que si España respeta este compromiso no habrá ningún problema y aclaró que las ayudas sólo plantearían un conflicto con la legislación comunitaria si continuasen después del mes de julio. "La ayuda existente se hubiera convertido en ilegal si continuase más allá de esa fecha", concretó.

En este contexto, hizo hincapié en que todo está solucionado y claro con respecto a este dossier por el momento y aseguró que "la CE no va a iniciar ningún procedimiento de infracción contra España ni reclamará la devolución de la ayuda".

Las subvenciones en cuestión fueron acordadas en 1954, mucho antes de que España entrase en el club comunitario (1986), y no pueden ser consideradas "ayudas de estado" sino que entran en el terreno de lo que en el argot comunitario se conoce como "ayuda existente".

La CE mantuvo durante los últimos meses un contacto estrecho con España para aclarar la situación a raíz de una denuncia de la Federación Nacional Empresarial de Transporte en Autobús (Fenebús), en la que aseguraba que las subvenciones recibidas por Renfe violaban la normativa comunitaria y situaban a la compañía en una situación privilegiada dentro del sector.

Bruselas, tras confirmar con España la retirada en seis meses de estas subvenciones, informará en breve a Fenebús.