Consecuencias del terremoto

La reconstrucción de Haití costará al menos 7.000 millones de euros

El Club de París pide a los acreedores la condonación total de la deuda.

La reconstrucción de Haití requerirá unos 10.000 millones de dólares (7.000 millones de euros), según la primera estimación realizada por el presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández. El máximo mandatario hizo estas declaraciones a la salida de una reunión celebrada ayer para tratar la crisis provocada por el seísmo que asoló el país la semana pasada, y a la que asistió la vicepresidenta del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, en representación de la UE, además de delegaciones procedentes de EE UU, Canadá y Naciones Unidas.

El presidente dominicano detalló que se trataría de un programa a cinco años que , en su opinión, ayudaría al empobrecido país a fortalecer sus instituciones y la democracia. Pese a ello advirtió que la efectividad de la ayuda internacional dependerá en gran medida "de una convergencia en el plano internacional y de una coordinación interna para su gestión", agregó.

Un comité de coordinación, formado por representantes de la Comunidad del Caribe (Caricom), la ONU, la Organización de Estados Americanos, la UE, EE UU, Canadá, Brasil, México y el Banco Interamericano de Desarrollo, será el encargado de dónde se sacará el dinero para financiar el plan de ayuda.

Una de las primeras propuestas fue la petición de la condonación de la deuda internacional que mantiene Haití, que se elevaba a 1.885 millones de dólares (1.319 millones de euros) en valor nominal a finales de septiembre de 2008. De ellos, 214 correspondían a los pagos pendientes al Club de París.

Una semana después del terremoto, la situación de caos y los actos de pillaje seguían sucediéndose por las calles de Puerto Príncipe, aunque la llegada de un gran contingente del Ejército de EE UU (3.000 soldados) calmó un poco la tensión vivida en los últimos días. Los militares repartieron 14.000 bolsas de comida y 15.000 litros de agua en la capital, mientras que 52 equipos trabajaban en la búsqueda de supervivientes.