Provoca la caída de los bonos griegos

La CE acusa a Grecia de falsear sistemáticamente sus cuentas

La Comisión Europea hizo público ayer un demoledor informe sobre la falta de rigor y las tremendas irregularidades de las cuentas públicas de Grecia. El varapalo provocó una inmediata caída de los bonos griegos y abre el camino hacia posibles sanciones comunitarias a Atenas.

La paciencia de la Unión Europea con Grecia parece a punto de agotarse. La Oficina de Estadísticas de la Comisión Europea (Eurostat) publicó ayer un despiadado informe sobre las tremendas irregularidades detectadas en la contabilidad del país heleno, miembro de la zona euro desde 2001.

El análisis, elaborado a solicitud de los ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin), señala que los errores y desviaciones en la contabilidad griega no sólo se producen desde hace años sino que continúan apareciendo tras el relevo gubernamental en 2009.

Tanto en las notificaciones de déficit de abril de ese año (antes de las elecciones) como en octubre (después), Eurostat aprecia "serias irregularidades (...), incluida la presentación de datos incorrectos, la falta de respeto a las normas contables y el calendario de la notificación".

Este escarnio público de las cuentas helenas provocó un inmediato encarecimiento de la deuda pública griega. El diferencial de los bonos griegos con los alemanes aumentó 14 puntos básicos hasta 232, según la agencia Bloomberg.

El informe, además, servirá de base a las propuestas de la CE sobre la aplicación del Pacto de Estabilidad a Grecia. El país se encuentra a dos pasos procedimentales de sufrir todo el rigor del Pacto.

Y aunque la imposición de sanciones económicas parece una hipótesis remota (porque agravarían el deterioro económico del país), la UE puede optar por otros castigos más humillantes si cabe. Entre ellos, figura el de someter la emisión de deuda pública al cumplimiento de ciertas condiciones de información. O el de recomendar al Banco Europeo de Inversiones que revise su política de préstamos a Grecia.

La indignación de la UE hacia Atenas se debe al carácter sistemático de las falsedades contables detectadas. Bruselas lo atribuye a errores metodológicos. Pero, sobre todo, a la falta de independencia de las autoridades de estadística, lo que ha generado cifras "influenciadas por factores distintos a los principios reguladores de unas estadísticas europeas de alta calidad". Es decir, manipuladas con fines políticos.

Las alarmas por esa manipulación saltaron en octubre de 2009, cuando el recién elegido Gobierno socialista de Georgos Papandreou, revisó al alza los datos de déficit público. La cifra de 2008 pasó del 5% al 7%. Y la previsión para 2009, del 3,7% al 12,5%.

"Revisiones de esa magnitud son extremadamente raras en otros países de la UE, pero han tenido lugar varias veces en Grecia", señala el informe comunitario.

Almunia asume los 'multazos' de Kroes en Competencia

La CE parece haber elegido muy bien el momento para publicar el devastador informe comunitario sobre las cuentas públicas griegas. Aunque lleva fecha de 8 de enero, no apareció en la web de Eurostat hasta la noche del lunes, lo que evitó al futuro comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, tener que pronunciarse sobre él durante su audiencia ante el Parlamento Europeo. Tampoco lo comentó ayer el actual titular, Joaquín Almunia, durante su audiencia como futuro comisario de Competencia. Durante ese examen, Almunia consideró "apropiadas" las multas récord impuestas por su antecesora Neelie Kroes porque deben tener "carácter disuasorio". También se mostró partidario de suprimir a finales de año los mecanismos anticrisis.