Pide la colaboración de todos

El Gobierno espera que la reordenación bancaria esté finalizada en primavera

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que es posible que la reestructuración del sistema financiero esté casi terminada en la próxima primavera, pero recordó que es el Banco de España y las propias cajas de ahorros las que marcan los "tiempos y los ritmos".

"Primavera es un momento razonable para tener la mayoría del camino despejado", subrayó Zapatero en la rueda de prensa en la que el presidente realiza un balance político y económico del ejercicio.

En este sentido, recordó que la reestructuración es un proceso que cuenta con un marco normativo y un fondo de reestructuración (FROB) fruto de gran acuerdo parlamentario y que es el Banco de España el que "dirige y lidera" el proceso.

Asimismo, señaló que el proceso también nace de la propia voluntad en las cajas y de la colaboración "deseable" de los gobiernos autonómicos, dada la naturaleza jurídica de estas entidades. "Debemos tener confianza en el Banco de España y exigir a las entidades que colaboren", añadió.

Respecto a la concesión de crédito por parte de la banca, Zapatero recordó que depende en gran medida de las expectativas de la actividad económica, y defendió que las entidades irán facilitando más si creen que podrán reintegrarlo y obtener rentabilidad. "Afortunadamente, la mayor parte del sistema financiero es sólido y solvente y tiene la capacidad de dar crédito", subrayó el presidente, quien reconoció que el problema es si ese crédito ofrece garantías suficientes dado el tono de la economía.

En este sentido, recordó que el sector público tiene más capacidad de arriesgar a la hora de conceder préstamos porque no busca beneficios y que, por esta razón, ha movilizado casi 15.000 millones de euros desde el ICO.