Oferta de compra

Sos estudia medidas legales contra Nueva Rumasa

Sos estudia emprender medidas legales contra Nueva Rumasa por el perjuicio causado con la oferta de compra de la familia Ruiz Mateos sobre el 29,9% del grupo de alimentación. Considera que daña su credibilidad. Además, Sos apunta que no ha tenido ningún contacto con Nueva Rumasa.

Si tenía pocos problemas sobre la mesa, le ha surgido uno nuevo. Sos está estudiando emprender medidas legales contra Nueva Rumasa por la forma en la que hizo pública su oferta para adquirir hasta el 29,9% del grupo de alimentación.

La compañía jerezana lanzó el miércoles un comunicado en el que apuntaba su intención de ofrecer a los accionistas de Sos 1,5025 euros por cada título, que en ese momento cotizaban a 1,85 euros.

En su comunicado, Nueva Rumasa aseguraba que la dirección de Sos "que sin duda refleja una destacada solvencia, no se identifica con las necesidades de gestión propias de una gran entidad del sector de la alimentación". Nueva Rumasa también indicaba que Sos necesita "una gestión dinámica, más allá de una reestructuración consistente en la liquidación de activos y la reducción de plantilla". Y son, precisamente, estas críticas las que han generado parte del malestar dentro de Sos.

DEÓLEO 0,31 -0,32%

"Se realizan manifestaciones que pueden afectar a la reputación y credibilidad del grupo", aseguraba ayer la propietaria de Carbonell a la CNMV. Por ello, aseguraba que "la compañía realizará las actuaciones que procedan para una mejor defensa del interés social, del de sus empleados y del de todos los accionistas". Entre ellas, estaría la puesta en marcha de medidas legales, así como la actuación del regulador bursátil. Sos entiende que el comunicado de Nueva Rumasa le supuso un perjuicio para su cotización en Bolsa, ya que estuvo suspendida durante la mañana de ayer.

La CNMV ni confirmó ni desmintió que esté estudiando este movimiento sobre Sos ya que, asegura, no comenta si está supervisando o no una actuación.

La empresa presidida por Mariano Pérez Claver señala que hasta la fecha "ningún representante" de Sos "ha mantenido negociación o contacto alguno" con Nueva Rumasa. Además, apuntó que la "supuesta" oferta de la empresa de los Ruiz Mateos fue remitida a través de un fax.

La respuesta de Sos se produjo horas después de que la CNMV publicara el comunicado remitido por Nueva Rumasa al regulador. En él, la empresa jerezana explicaba que su oferta de compra de acciones de Sos, que tiene una vigencia de 15 días, se realizó "ante la imposibilidad de plantear a los máximos responsables los términos de la oferta". Apunta además que "en aras de una mayor efectividad y transparencia" optó por hacerla pública mediante una nota de prensa. También puntualiza que no tiene intención de incurrir en ningún supuesto de opa obligatoria.

Caída en Bolsa

Después de una mañana donde los títulos de Sos estuvieron suspendidos por la CNMV, la compañía de alimentación cerró la sesión con una caída del 3,78%, hasta 1,78 euros. Pero durante la jornada el retroceso fue mucho mayor, ya que llegó alcanzar el 10%.

A vueltas con mantener la plantilla

Al margen del posible efecto que los últimos movimientos sobre Sos pueden tener en la cotización del grupo de alimentación, las especulaciones sobre el futuro del accionariado también pueden suponer un quebradero de cabeza sobre su plantilla. La dirección de Sos está negociando un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal para la totalidad de la plantilla, que ronda las mil personas. Nueva Rumasa se compromete a mantener los puestos de trabajo con la excepción de ceses que se realicen de acuerdo a los trabajadores. Una propuesta que, a juicio de fuentes próximas a Sos, podría dañar sus negociaciones con los sindicatos. No en vano, éstos ya han manifestado su rechazo al ERE, ya que consideran que Sos debería llegar antes a un acuerdo con sus bancos acreedores con los que está renegociando los términos de una deuda que supera los 1.300 millones. Además, la compañía está descontenta tanto con el precio ofrecido (1,5025 euros cuando el miércoles cotizaba a 1,85) y desconcertados con la propuesta de Nueva Rumasa de aplazar el pago en 10 años, con un interés anual del 1%. Nueva Rumasa también condiciona su oferta a nombrar ocho de los 15 consejeros. Una opción prácticamente inviable ya que la cajas de ahorro controlan el órgano de dirección.