Consecuencia de la perspectiva negativa para España

S&P pone también en revisión a la baja la calificación del ICO, la SEPI y CORES

Standard and Poor's (S&P) puso también hoy en revisión a la baja la calificación crediticia del Instituto de Crédito Oficial (ICO), de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (CORES).

En un comunicado, la agencia de calificación crediticia explica que ha tomado esa decisión después de poner en perspectiva negativa al Reino de España, ya que insiste en que el país podría sufrir un deterioro más "pronunciado y persistente" de sus finanzas públicas, así como un periodo "más prolongado" de debilidad económica.

No obstante, ha confirmado las calificaciones de la deuda a largo plazo y corto plazo para las tres entidades estatales, así como la de la ciudad de Barcelona, a la que también ha revisado su perspectiva.

El ICO, la SEPI y CORES mantendrán la "AA+" a largo plazo, al igual que el Reino de España, ya que S&P ve "casi seguro" que el Gobierno prestará el apoyo oportuno y extraordinario a estas empresas en caso de dificultades financieras.

Recuerda la agencia de medición, el compromiso legal del Gobierno por mantener la solvencia del ICO y los vínculos de este organismo con el Estado para llevar a cabo los principales aspectos financieros de las políticas económicas nacionales.

En 2008, los pasivos totales del ICO representaban cerca del 5% del PIB de España, añade S&P, que espera que este porcentaje se incremente "sustancialmente".

En cuanto a la SEPI, el vehículo mediante el cual el Estado administra sus participaciones industriales, S&P dice que está "estrechamente controlada y supervisada" por el Gobierno, que determina sus decisiones estratégicas y presupuestarias.

Respecto a CORES, la entidad pública responsable de las reservas estratégicas de petróleo de España, la agencia sostiene que aunque no recibe fondos del Gobierno, proporciona un apoyo "fuerte y permanente", en forma de un marco reglamentario en el que operadores de petróleo y gas están obligados a pagar lo que las tasas son necesarios para cubrir los costes totales de la entidad.

Las perspectivas a la baja del ICO, la SEPI y CORES son un reflejo del riesgo de una rebaja en los próximos dos años del Reino de España por la "falta de acciones más enérgicas" de las autoridades para enfrentar los desequilibrios fiscales y externos.

Se podrían revisar a estables las perspectivas de España, así como del ICO, la SEPI y CORES, si el Gobierno anuncia medidas fiscales "concretas" que le den credibilidad.