Banca

Quintás vaticina que el mapa de cajas tardará cinco años en cuajar

Pide que la Ley de Economía Sostenible incluya mejoras definitivas y de calado en la "pésima" legislación actual

Quintás vaticina que el mapa de cajas tardará cinco años en cuajar
Quintás vaticina que el mapa de cajas tardará cinco años en cuajar

El presidente de la Confederación Española de Cajas (CECA), Juan Ramón Quintás, aseguró ayer que el nuevo mapa de entidades fruto de las fusiones abiertas no se cerrará hasta 2014, "pero valdrá para los siguientes 25 años". Quintás recordó que en 1978 coexistían 75 cajas, que se han reducido hasta las 45 actuales.

El máximo responsable del sector recordó que la consolidación iniciada dependerá en buena parte de la aprobación definitiva por parte de la Unión Europea (UE) del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y especialmente de la Ley reguladora en España, la Lorca. Quintás concretó que "tenemos una pésima ley, de la que hace años que pido que se modifique", y solicitó que se incluyan mejoras consistentes en la Ley de Economía Sostenible que el Consejo de Ministros prevé estudiar hoy mismo.

Respecto al FROB, Quintás remarcó la necesidad de actuar de forma rápida con la previsión del próximo relevo de los comisarios europeos. "Sería tristísimo que el país que ha aguantado mejor la crisis recibiera las consecuencias, mientras ha habido otros países que han hecho auténticas barbaridades". Con todo, auguró que no "habrá problemas" en la aprobación de las ayudas públicas previstas.

Tras su intervención en la conferencia inaugural de la Jornada anual organizada por el Colegio de Economistas de Cataluña, Quintás se refirió a algunas carencias en los sistemas de consolidación del sector, como por ejemplo la concreción del sistema de fusiones virtuales (SIP). "Esperamos convencer al Banco de España sobre que pueda ser una caja y no un banco la entidad conjunta creada en estas situaciones. Los mismos trabajadores no lo entenderían", argumentó. Juan Ramón Quintás valoró positivamente las tres integraciones abiertas en Cataluña: "se están haciendo las cosas bien, sin solapamientos excesivos", a pesar de que valoró las fusiones entre entidades de varias Comunidades Autónomas como las de menor riesgo.

Preguntado sobre la posibilidad de que las cajas reduzcan las dotaciones para compensar el nivel de morosidad, Quintás respondió que "las entidades saben que 2010 será un año duro, en que los ingresos se reducirán mucho, por lo que creo que seguirán en el mismo porcentaje de provisiones voluntarias". Esta situación afectará a los presupuestos de la Obra Social, "que tardarán unos tres años en recuperarse".

En su conferencia, Quintás destacó el peligro en la gestión de los bancos de gran tamaño, y se mostró a favor de instaurar requisitos de capital superiores a las entidades medianas. El presidente de la CECA señaló que existen "bancos quebrados que con dinero público han empezado a dar dividendos". Destacó que hay que impulsar una regulación "macroprudencial" sin caer en la sobrerregulación.