Bolsa de Nueva York

Las ventas minoristas y la economía japonesa llevan a Wall Street a nuevos máximos anuales

Las compras se han impuesto en Nueva York en el arranque de la semana y los números verdes han vuelto a copar el mercado. La cifra de ventas minoristas en EE UU del mes de octubre, la recuperación de la economía japonesa, las palabras de Bernanke sobre el mantenimiento de tipos y el tirón de las petroleras, han animado a los inversores a atacar los 10.400 puntos. El Dow Jones subió un 1,33%.

El inicio de la semana ha sido más que positivo en muchos de los principales mercados mundiales. Se han vivido máximos anuales en plazas como las de Londres, Madrid o Nueva York y la tendencia alcista continúa instalada en las bolsas.

En Wall Street, han marcado el ánimo comprador en el parqué las ventas minoristas en EE UU del mes de octubre, que muestran una recuperación del consumo de los hogares; la economía japonesa, que ha salido de la recesión tras sumar un segundo trimestre de crecimiento; el tirón de las petroleras; y las palabras de Bernanke en el Foro Económico de Nueva York, que ha reiterado que la Fed mantendrá los tipos de interés en niveles excepcionalmente bajos por "un extenso periodo".

Así, el índice Dow Jones de industriales subió un 1,33%, hasta los10.406 puntos, el selectivo S&P 500 repuntó un 1,45%, hasta las 1.109 unidades y el tecnológico Nasdaq avanzó un 1,38%, y se situó en los 2.2197 puntos.

DOW JONES 32.859,03 0,43%

En el apartado macroeconómico, en cuanto a la cifra de ventas minoristas en EE UU del mes de octubre, en el último mes han crecido un 1,4%, después de caer un 2,3% el mes anterior, según ha informado hoy el Departamento de Comercio. El dato es mejor de lo previsto por los analistas, que esperaban un ascenso del 0,9%.

Aunque, sin tener en cuenta la comercialización de automóviles, las ventas aumentaron tan sólo un 0,2%, por debajo del 0,4% esperado por los analistas.

Respecto a la economía nipona, hoy se hizo público que el PIB de Japón creció un 1,2% entre los meses de julio y septiembre y un 4,8% en base anual.

Asimismo, se ha conocido el índice de actividad manufacturera de la Fed de New York,-índice Empire State-, sobre las condiciones de las empresas, que cayó 11 puntos a en noviembre frente a la lectura de 34,57 de octubre, su máximo en cinco años. El retroceso sugiere una desaceleración de la producción por primera vez en cuatro meses, si bien el dato no ha mermado el ánimo comprador de los inversores.

Los inventarios de las empresas en EE UU descendieron en septiembre menos de lo esperado, a medida que los lotes sin vender de las concesionarias de automóviles aumentaban tras el fin de un programa gubernamental de subsidios para las compras de vehículos.

El papel del dólar

En lo referente al mercado de divisas, los descensos de la moneda estadounidense coinciden con la visita de Barack Obama a China, principal 'acreedor' de la deuda pública de la primera economía mundial. En el debate sobre el papel del dólar como divisa de reserva, el FMI ha vuelto a defender su confianza en el dólar para ayudar a la recuperación.

De igual modo, el director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, pidió durante la celebración del Foro Financiero Internacional en Pekín, un yuan más fuerte.

Por su parte, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, ha declarado en el Club Económico de Nueva York que "estamos atentos a las implicaciones de los cambios en el valor del dólar y continuaremos formulando políticas para evitar riesgos a nuestro mandato dual de promover un máximo de empleo y estabilidad de precios".

Reiteró que la Fed probablemente mantenga los tipos de interés en niveles excepcionalmente bajos por "un extenso periodo" y remarcó que "las condiciones financieras han mejorado considerablemente, pero tenemos muchos desafíos económicos por delante. El flujo de crédito es limitado, la actividad económica débil y el desempleo, demasiado alto", si bien sus palabras fueron acogidas con optimismo.

Además, la depreciación que ha sufrido en los últimos meses la divisa estadounidense ha ayudado a que las materias primas se revaloricen, como el oro,-el precio de la onza de oro vuelva a estar en máximos históricos, por encima de los 1.131 dólares- o el petróleo - el Texas, de referencia en EEUU, cerró en 78,78 dólares el barril tras subir un 4,27%-.

Mientras, el euro volvió a subir hoy y rozó los 1,50 dólares, se cambió a 1,4988 frente a los 1,4869 dólares del viernes por la tarde.

Resultados empresariales

Dentro de los datos micro, el fabricante estadounidense de microprocesadores Intel, elevó un 12,5% el importe del dividendo trimestral percibido por sus accionistas a partir del primer trimestre de 2010, que alcanzará los 0,1575 dólares por acción.

El presidente y consejero delegado de Intel, Paul Otellini, destacó que este incremento del dividendo representa un nuevo signo de confianza en las perspectivas de negocio de la compañía. Intel subió un 2,07% al cierre.

La también tecnológica Cisco, ha sido de nuevo noticia hoy tras incrementar su oferta por la noruega Tandberg hasta los 3.400 millones de dólares, un hecho que se reflejado en el mercado con un aumento en el valor de sus acciones un 0,42%.

El grupo automovilístico General Motors ha hecho públicas sus cuentas, que han registrado unas pérdidas netas de 1.151 millones de dólares desde que salió de la quiebra, pero que aseguró que su situación financiera le permitirá acelerar a partir de diciembre la devolución de las ayudas públicas recibidas. Un dato que los inversores no han dejado escapar.

Lowe's también presentó resultados hoy, con una ganancia neta de 344 millones de dólares, o 23 centavos por acción, en el tercer trimestre, un retroceso del 29,5% frente al beneficio neto de 488 millones de dólares, o 33 centavos por acción, del mismo período del año anterior. La empresa minorista de productos para mejorar el hogar atribuyó la caída de la ganancia al menor gasto de los consumidores en medio de la debilitada economía.

Por su parte, Coca Cola, el mayor fabricante mundial de bebidas gaseosas, ha decidido aumentar la publicidad a través de sus logotipos y sus característicos carteles rojos en zonas urbanas de Estados Unidos durante el próximo año, como parte de una estrategia destinada a frenar la caída de las ventas.

Tras el cierre, sus acciones se revalorizaron un 0,48%.

En el sector de las materias primas destacan especialmente las petroleras. Tras la revalorización del oro negro, Exxon se anotó un avance del 2,55%, y Chevron subió cerca de un punto porcentual.

Los valores que más han avanzado en el Dow Jones, han sido, Boeing que subió el 3,30%, el fabricante de aluminio Alcoa (3,11%), Kraft (2,82%) American Express (2,73%), el fabricante de maquinaria industrial Caterpillar (2,69%), Pfizer (2,05%), General Electric (1,98%), o Merck (1,96%).

En el polo opuesto, sólo bajaban en ese indicador Bank of America, que descendía un 0.81%, Travelers (0,69%), Microsoft (-0,47%), y Wal-Mart (-0,11%).