Partidos políticos

Rajoy llega al comité con las crisis de Valencia y Madrid desactivadas

Mariano Rajoy llegará hoy a Génova con un panorama un poco mejor que el que tenía el viernes cuando se le acabó la paciencia. Tanto el PP de Valencia como el de Madrid tomaron medidas para calmar el temporal, aunque aún hay flecos pendientes.

Mariano Rajoy logró ayer que tanto Francisco Camps, presidente del PP valenciano, como Esperanza Aguirre, su homóloga en Madrid, cedieran ante sus exigencias de cerrar las crisis orgánicas que llevan lastrando al partido en las últimas semanas. El caso Gürtel, en ambas agrupaciones, aunque en especial en Valencia, y el control de Caja Madrid, han provocado un auténtico caos en el PP, hasta el punto de que Rajoy advirtió el viernes pasado que se le había acabado la paciencia.

En Valencia, tras la destitución fulminante por parte de Génova de Ricardo Costa como secretario general, a Camps le quedaba poco margen de actuación. El domingo convocó de forma urgente una reunión del comité ejecutivo regional en la que se eligió a un nuevo secretario general, Antonio Clemente, y se reordenaron varias áreas del partido, en especial el grupo parlamentario, cuya portavocía queda en manos de Rafael Blasco, que sigue como consejero de la Generalitat. Eran los dos huecos que había dejado Costa. Camps, en todo caso, no ha logrado cerrar completamente la herida. La propuesta de cambios en la dirección obtuvo cuatro votos en contra, atribuidos a la provincial de Alicante, que lidera José Joaquín Ripoll, heredero del zaplanismo y muy crítico en las últimas semanas por la forma en la que Camps ha gestionado la crisis. "Creo que no hemos resuelto lo importante, que no era sustituir a Ricardo Costa, sino atajar las causas que han desembocado en esta crisis", dijo Ripoll, que, pese a la exigencia de Camps de no hablar públicamente de la situación interna del PP, denunció: "Me han amenazado con algunas cosas, que las listas se hacen dentro de año y medio. Y... ya saben lo que pasa", comentó.

En Madrid, la clave del desbloqueo estaba en la candidatura a la presidencia de Caja Madrid de Rodrigo Rato. Esperanza Aguirre cedió, y su candidato, Ignacio González, se retiró. La cesión no cierra la crisis, ya que el conflicto con el vicealcalde de Madrid y mano derecha de Alberto Ruiz-Gallardón, Manuel Cobo, por sus críticas a Aguirre, sigue abierto. El comité de garantías del PP, que podría imponerle alguna sanción, sigue convocado para mañana.

La policía registra dependencias de la Diputación de Lugo

Agentes de la Policía Judicial entraron ayer en las dependencias del Hogar de Santa María, que acoge distintas instalaciones de la Diputación de Lugo, y requirieron información a la vicepresidenta de la corporación provincial, la socialista Lara Méndez, y a dos funcionarios. Fuentes de la Diputación precisaron a Efe que se trata de información vinculada a unas diligencias abiertas en ese juzgado. Otras fuentes revelaron que el juzgado solicitó documentación a partir de 2006 relacionada con el departamento de Vías y Obras y con ayuntamientos de la provincia de diverso color político.