Lucha de poder

Rajoy está seguro de que Rato será presidente de Caja Madrid

Mariano Rajoy y su equipo están convencidos de que ganarán el pulso a Esperanza Aguirre y de que la presidenta madrileña terminará aceptando a Rodrigo Rato como presidente de Caja Madrid. El líder del PP espera apagar el conflicto antes del próximo comité ejecutivo del partido, previsto para la primera semana de noviembre.

Rajoy no ha tenido que hacer demasiados esfuerzos para convencer a la mayoría de los integrantes de la dirección nacional del PP y a los barones más importantes del partido de que la de Rodrigo Rato es la mejor opción para Caja Madrid. Los argumentos que avalan esta apuesta son cuantiosos y de peso. Uno de los que más se valoran es el saneamiento que tiene pendiente la entidad madrileña y también su futura expansión internacional.

Rato podría hablar de tú a tú con los bancos más importantes del mundo y convertir a la entidad madrileña en algo más que una caja de ahorros. Este papel, sin embargo, queda lejos del alcance del vicepresidente de la comunidad de Madrid, Ignacio González e, incluso, del ex secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, aseguran en Génova, 13, sede de la dirección nacional del PP.

En la cúpula del partido se opina que Esperanza Aguirre, pese a su soberbia y su obsesión por colocar a Ignacio González al frente de la Caja, hace tiempo que ha perdido esta batalla de poder. Según la versión recogida en Génova, la presidenta madrileña tendría muy difícil defender en un comité ejecutivo del partido, la candidatura de González, argumentando como pretexto el acuerdo alcanzado con el PSM en julio para el reparto de consejeros en Caja Madrid. Nadie apoyaría en la dirección nacional esa apuesta, sobre todo si acarrea el veto a Rato.

Así pues, Rajoy está convencido de que Aguirre tirará la toalla antes del próximo comité ejecutivo. El último comité se celebró el pasado 5 de octubre y suele celebrarse uno al mes. Eso quiere decir que el próximo toca celebrarlo la primera semana de septiembre. Es la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, a la que corresponde su convocatoria. Cospedal está actuando de intermediaria entre Rajoy y Aguirre. La secretaria general conoce a la perfección a Aguirre pues, no en vano, fue su consejera de Transportes en la comunidad. Sus relaciones no acabaron del todo bien.

En el equipo más político de Rajoy se tiene la impresión de que Aguirre tirará la toalla antes del próximo comité ejecutivo. En estos momentos, lo que perseguiría la presidenta madrileña es llevarse un premio de consolación consiguiendo que la dirección nacional del PP le entregue en bandeja la cabeza de Manuel Cobo. Ayer se votó en el Ayuntamiento una moción para cesar al vicealcalde, que perdieron los aguirristas por 13 votos frente a 19.

Zapatero avala al ex director gerente del FMI

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comentó ayer en el Congreso, en un corrillo improvisado con periodistas, que no mantiene "una posición contraria" a que Rodrigo Rato se aúpe al frente de Caja Madrid y expresó su deseo de que el conflicto "se resuelva cuanto antes" ya que no ve bien que se utilice a la cuarta entidad financiera del país "como campo de batalla". El presidente eludió opinar sobre la posible candidatura de Ignacio González a presidir la Caja.

Por otra parte, el sindicato Comisiones Obreras se ha sumado al recurso presentado por el Ayuntamiento de Madrid para impugnar las elecciones en Caja Madrid y que, por ahora, mantiene paralizado el proceso.