Beneficios empresariales

Sabadell sigue abierto a oportunidades que surjan de la reordenación del mapa de cajas

El consejero delegado del Banco Sabadell, Jaume Guardiola, aseguró hoy que la entidad se manteniene atenta y abierta a las oportunidades que puedan surgir de la reordenación del mapa de cajas en España, aunque dijo que todavía es prematuro, porque el proceso se halla en sus inicios, y recordó que el banco quiere crecer y no se cierra a ninguna opción, sobre todo, si se trata de oficinas puntales, no marginales.

Jaume Guardiola
Jaume Guardiola

En rueda de prensa en Barcelona para explicar los resultados trimestrales, Guardiola constató que el Sabadell no desechará oportunidades y en el caso de Cataluña hacerse con parte de alguna estructura les permitiría, por ejemplo, ganar cuota en el segmento de particulares, donde todavía tiene mercado por recorrer.

"El tiempo dirá; estaremos atentos", sostuvo, tras constatar que entre las prioridades del 2010, que se avecina igual de complicado, pasan por consolidar su solidez -"estamos relativamente cómodos", dijo Guardiola- y lidiar con la bajada de la actividad, el estrechamiento de los márgenes y el impacto, todavía, de las provisiones y dotaciones por la morosidad.

Hasta septiembre, el ratio de morosidad del Sabadell escaló al 3,47 por ciento, frente al 1,59 registrado en el mismo periodo del año pasado, aunque Guardiola destacó que está por debajo de las previsiones de morosidad del sistema, situada en el 4,99 por ciento. En este sentido, el consejero delegado del Sabadell matizó que en 2010 se producirá una confluencia entre los niveles de recuperación de la mora y las nuevas entradas.

SABADELL 0,92 -1,31%

Preguntado por si comparte el diagnóstico de Caja Madrid -que estima que 2010 será el más complicado con diferencia- Jaume Guardiola constató que la entidad se siente fuerte para acometer este año y el que viene, cosechando resultados similares al presente.

Consciente del pesimismo que reina en la economía real, Guardiola dijo tener la sensación que la vuelta del verano fue mejor para muchas empresas que la vuelta de las pasadas navidades, con una cierta recuperación de la cartera de pedidos. "Es un buen signo", concluyó.

Sobre si existe la posibilidad de que alguna entidad esté ocultaba pérdidas, como apuntaba el último informe de Moody's, respondió que no estaba en condiciones de responder esta pregunta porque hay que conocer cada entidad.

Al cierre del tercer trimestre, Banco Sabadell sumaba unos activos inmobiliarios por valor de 1.661 millones de euros -1.112 compras y 617 millones adjudicaciones por morosidad-, que tras las reservas de 193 millones por pérdidas de valor, arrojan un saldo neto de unos 1.400 millones de euros.

El valor de las refinanciaciones a empresas ascendió a los 2.550 millones de euros. El Sabadell figura entre los bancos que participan en operaciones de refinanciación en Reyal Urbis o Metrovacesa.

Resultados empresariales

La entidad que preside Josep Oliu explicó que el beneficio atribuido recoge dotaciones por insolvencias y otros deterioros por 590,1 millones y se compara con el correspondiente al mismo periodo de 2008, cuando se obtuvieron plusvalías por la venta del 50% del negocio asegurador.

En concreto, el banco vendió a la compañía de seguros suiza Zurich el 50% del capital social de las filiales que componen su grupo asegurador por un importe total de 750 millones de euros, en el marco de una alianza estratégica para desarrollar el negocio de banca-seguros en el mercado español.

Asimismo, el banco estima que cuenta con unos resultados positivos y superiores a las expectativas del mercado, lo que "respalda su actuación y evidencia el acierto de su estrategia de crecimiento selectivo del negocio, con un riguroso control de los costes ordinarios".

El margen de intereses totalizó 1.215,43 millones de euros hasta septiembre, un 12,7% más, mientras que el margen bruto se situó en 1.943,45 millones de euros, con un avance del 16,9%. El margen antes de dotaciones, por su parte, avanzó un 26,1%, hasta 1.064,39 millones

Los ingresos por comisiones del banco se situaron en 385,83 millones, un 9,1% menos que las obtenidas en los nueve primeros meses de 2008, mientras que los resultados de las operaciones financieras se multiplicaron por cuatro, hasta 242,23 millones.