Boletín mensual

El BCE aboga por la reforma laboral y el saneamiento presupuestario

El Banco Central Europeo (BCE) cree "imprescindible" que los gobiernos de la eurozona adopten medidas estructurales concretas, también en el mercado laboral, y garanticen la sostenibilidad de las finanzas publicas.

"La necesidad de elaborar estrategias de salida y de saneamiento presupuestario ambiciosas y realistas es cada vez más perentoria", subraya el BCE en su boletín mensual de octubre, publicado hoy.

Según el BCE, es muy importante que los planes de saneamiento se elaboren conforme a las disposiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, y garanticen que el saneamiento comenzará tan pronto como sea posible.

"Los esfuerzos de consolidación deberían intensificarse en el 2011 y deberán superar significativamente la referencia del 0,5% del Producto Interior Bruto (PIB)", sostiene el BCE. En los países con alto nivel de déficit, el ajuste estructural anual habrá de ser como mínimo del 1% del PIB.

Más subidas de impuestos

El BCE no descarta que las subidas de los impuestos indirectos sean más intensas de lo esperado actualmente debido a la necesidad de saneamiento presupuestario en los próximos años.

El BCE recomienda que las medidas estructurales deberían orientarse hacia el lado del gasto, a tenor del rápido incremento de las ratios de gasto público y las mayores previsiones de gasto -debido al aumento de la carga de intereses y de los costes relacionados con el envejecimiento de la población.

En lo que concierne a las reformas, el BCE opina que "en todos los países se necesitan más esfuerzos para fomentar el crecimiento y el empleo, pues es probable que las crisis financiera haya afectado la capacidad productiva de las economías de la zona del euro".

A juicio del BCE se requieren, en particular, sistemas adecuados para la fijación de los salarios, un grado suficiente de flexibilidad de los mercados de trabajo e incentivos efectivos para trabajar.

Al mismo tiempo, concluye el BCE, "se necesitan urgentemente políticas dirigidas a fomentar la competencia y la innovación, a fin de acelerar las reestructuraciones y la inversión y para crear las oportunidades empresariales y las mejoras de productividad necesarias para asegurar una recuperación sostenida".