Proyecto de Ley de los PGE

Salgado: "Subir impuestos es de lo más impopular, pero espero que se entienda"

La vicepresidenta segunda, Elena Salgado, admitió hoy que la subida de impuestos es una de las decisiones "más impopulares" para un Gobierno, pero espera que los ciudadanos entiendan que ahora es necesario este esfuerzo adicional para afrontar un momento de "extraordinarias dificultades".

Elena Salgado ha presentado hoy los Presupuestos de 2010 en el Congreso
Elena Salgado ha presentado hoy los Presupuestos de 2010 en el Congreso

Además, Salgado apuntó que la subida de impuestos que ha aprobado el Ejecutivo tendrá efectos positivos y no cree que cuente con consecuencias adversas. De haberlas, añadió, serían compensadas "con creces" por los efectos favorables.

En la rueda de prensa posterior a la entrega de los Presupuestos de 2010 en el Congreso, la titular de Economía reconoció que el Ejecutivo tiene que ser capaz de explicar "bien" por qué ha decidido elevar la tributación para que los ciudadanos lo comprendan, dado que "no tienen por qué ser expertos en economía" y es normal que cuando "sufren" en una crisis se vuelvan hacia su Gobierno.

Incluso, Salgado puso a Suiza como ejemplo de una sociedad que ha comprendido la necesidad de subir los impuestos, ya que en este país se ha celebrado un referéndum en el que los ciudadanos han votado a favor de subir el IVA para costear sus pensiones.

La vicepresidenta segunda admitió que las clases medias son "la base de la recaudación fiscal" y también reconoció que la mayor parte de los ingresos tributarios procede de las rentas del trabajo, que se han quedado sin la deducción de 400 euros, y del IVA, que va a subir. Sin embargo, insistió en que al conjunto de los ciudadanos se les pide un "esfuerzo moderado", mientras que el "mayor" se le reclama a los que tienen "más capacidad".

Unos Presupuestos "adecuados" al momento

Salgado también aseguró que el Gobierno ha elaborado unos Presupuestos "adecuados al momento económico", ya que se centran en combatir el impacto de la crisis sobre empresas y ciudadanos y sientan las bases para el nuevo modelo de crecimiento. Señaló también que son "austeros" y que contemplan un esfuerzo en contención del gasto "sin precedentes", aunque mantienen y refuerzan la protección social.

Los Presupuestos, que se basan en el cuadro macroeconómico de junio, se orientan a la estrategia de salida de la crisis, la reactivación y la recuperación del equilibrio presupuestario. De este modo, fijan el objetivo de déficit para el año que viene en el 8,1% del PIB, mientras que se mantiene la meta de alcanzar el 3% del PIB en 2012.

La reducción global del gasto será de un 3,9%, mientras que para los ministerios el descenso sin partidas prioritarias será del 5,4%. En cambio, el gasto social crece un 3,8% y su dotación asciende a 180.848,05 millones de euros, suponiendo la mitad del Presupuesto (el 51,6% del total). Los Presupuestos de 2010 aplican recortes para 10 de las 26 políticas de gasto en las que se dividen.

Los ingresos registrarán un incremento del 21,2% en comparación con la previsión de liquidación del año 2009. El impacto de las medidas fiscales supondrá 10.950 millones de euros el año que viene. No obstante, como el IVA sólo se aplica medio año, a partir del 1 de julio, el impacto en 2010 será de 6.500 millones, y la presión fiscal seguirá siendo más baja que la de 2004 y más baja que la del entorno europeo.

En el cambio de modelo productivo, el Gobierno ha tratado de mantener prioridades, como el gasto en la partida de Educación, que crece un 3,34% y se vería aumentada en 100 millones de euros, por lo que rebasaría en 2010 los 3.088 millones de euros (un 0,83% de todo el presupuesto del Estado). El gasto en Infraestructuras cae un 2,4%, pero es más que compensado por el impacto del fondo de inversión local. La inversión en I+D cae un 3,1%.

Salgado, aseguró hoy que "no tiene sentido hablar de líneas rojas" en la negociación con la oposición en lo referente a las modificaciones fiscales incorporadas a los Presupuestos Generales del Estado para 2010, y aseguró que los socialistas examinarán las alternativas que formulen los grupos "con visión positiva". "Sigo estando absolutamente confiada en la aprobación de los Presupuestos", dijo.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, entregó esta mañana al Congreso de los Diputados el proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2010, repitiendo el formato de un lápiz de memoria o ''pen drive'' de 212 Mb, acompañado de un CD-ROM y el clásico ''Libro Amarillo'' de índice-resumen de las cuentas públicas del año que viene.

Los primeros Presupuestos de Salgado

Se trata de los primeros Presupuestos que ha elaborado Salgado como sucesora de Pedro Solbes y que vienen marcados por un recorte del gasto público y una subida de impuestos.

Este año, las obras en la Carrera de San Jerónimo impidieron la tradicional foto de la vicepresidenta y su equipo económico en la puerta principal del Congreso, conocida como Puerta de los Leones, y tuvo que tener lugar dentro de las instalaciones de la Cámara, concretamente en el patio de Floridablanca, frente a la puerta del Palacio.

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, y Salgado posaron para la foto portando un lápiz de memoria o 'pen drive', un CD-ROM y el 'Libro Amarillo' con el contenido de los PGE para 2010, y se dirigieron al interior de la Cámara Baja, donde fueron recibidos por el presidente de la institución, José Bono, en su despacho.

Salgado, Bono y otros altos cargos del Ministerio de Economía y Hacienda, junto al presidente de la Comisión de Presupuestos del Congreso, Jesús Posada, acudieron después al Salón de Pasos Perdidos, donde media hora más tarde la ministra de Economía y el presidente del Congreso presentaron formalmente los Presupuestos Generales del Estado de 2010.

La vicepresidenta económica expuso junto a Bono los elementos mencionados ('pen drive', CD-ROM y 'Libro Amarillo') que llevó a la Cámara Baja con el contenido de los Presupuestos.

Bono agradeció a Salgado que cumpliera con el "ritual" de entrega de las cuentas públicas en el "ingenio electrónico" del pen-drive. A continuación, detalló el calendario previsto para la tramitación de las cuentas públicas, que arrancará hoy mismo una vez que la Mesa de la Cámara califique el proyecto de ley.

Al contrario de lo que hizo el año pasado su predecesor, Pedro Solbes, Salgado no realizó ninguna declaración sobre la cuentas y siguió departiendo con Bono, Posada y los altos cargos de Economía, con los que se posó para varias fotos más hasta que unos minutos más tarde abandonó el Salón de los Pasos Perdidos.

Tras la rueda de prensa para detallar ante los medios las líneas destacadas de estos Presupuestos, Salgado se reunirá con el Grupo Socialista a partir de las 11.30 horas, para explicar a los diputados de su formación el texto legislativo, haciendo especial hincapié en las circunscripciones de cada parlamentario.