Calzada cree que el nuevo modelo de supervisión de Bruselas no resuelve nada

El ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Blas Calzada, dijo hoy que el nuevo modelo de supervisión financiera propuesto ayer por la Comisión Europea no resuelve nada, sino que complica un sistema donde "basta con un supervisor si funciona bien".

En una entrevista en Radio Intereconomía, Calzada se refirió al proyecto creación de un consejo sistémico de riesgos y tres autoridades distintas para banca, seguros y bolsa, y aseguró que "si todos supervisamos lo mismo no sería muy útil".

La Comisión Europea propuso ayer la puesta en marcha en la UE de un nuevo sistema de supervisión financiera para garantizar la aplicación de las mismas reglas y principios en todos los países y mejorar la respuesta en caso de problemas en el sector financiero.

Las principales novedades son la creación de un Consejo Europeo de Riesgos Sistémicos, encargado de vigilar la estabilidad del sistema financiero en su conjunto y emitir alertas y recomendaciones si detecta riesgos, y un Sistema Europeo de Supervisores Financieros, formado por tres nuevas autoridades para los sectores de banca, bolsa y seguros.

Blas Calzada explicó que los fallos del sistema financiero han dependido "más de la falta de vigilancia que de la falta de transparencia", y reiteró que los sistemas de supervisión son muchos "y funcionan".

En cuanto a la aportación europea a la cumbre del G-20 que comienza hoy en Pittsburg, Calzada señaló que es un error pensar que el gran problema es la remuneración de los ejecutivos, ya que lo verdaderamente peligroso es el control del riesgo, "como se vigila y como se gestiona".

Refiriéndose al caso concreto de España, Calzada recordó que, pese a que está prevista una reordenación de las competencias en materia de supervisión e inspección sobre el sistema financiero, "no se ha hecho nada nuevo y no es donde peor funciona".