Fiscalidad

Economía acelera el diseño de una subida de impuestos para 2010

Los responsables del Ministerio de Economía ultiman estos días el diseño de la fórmula para subir impuestos en 2010, con el objetivo de frenar la caída de la recaudación fiscal y poder financiar las ayudas sociales puestas en marcha. Fuentes consultadas apuestan por un aumento de la fiscalidad verde.

Los responsables de elaborar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2010 han llegado a una conclusión: hay que subir impuestos para hacer frente al gasto público.

"Todo el sistema impositivo está en revisión", aseguraron ayer fuentes delMinisterio de Economía, que precisaron que aún no se ha adoptado ninguna decisión. Las declaraciones hechas ayer a la Cadena SER por el ministro de Fomento, José Blanco, indican que quienes podrían verse más afectados por esta alza fiscal serán las rentas altas. "Si es necesario elevar determinados tipos impositivos de las personas que tienen más renta para garantizar las políticas sociales o inversiones públicas, habrá que hacerlo".Horas más tarde, Blanco precisó desde el ministerio que sus palabras eran sólo fruto de "una reflexión personal", aunque incidió en los recursos del Estado "son limitados" y la "única solución" para garantizar el gasto social y productivo pasa, a su juicio, por esta medida.

Todas las fuentes consultadas aseguran que, dada la magnitud de la crisis, no es descabellado pensar en una subida de impuestos en la que las rentas más altas podrían no ser las únicas afectadas si se opta, entre otros, por incrementar el IRPF. Según el portavoz de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado, Francisco de la Torre, "alGobierno no le queda otro remedio que subir los impuestos el próximo año si quiere que el descuadre [de los PGE] no sea excesivo".

En su opinión, que comparten otras fuentes del sector, el Gobierno está pensando en subir el IRPF en más de un tramo de la tarifa porque sólo con la subida a las rentas más altas no se obtendría el aumento de recaudación perseguido. De hecho, menos del 3% de los contribuyentes declara rentas superiores a 60.000 euros al año. Fuentes cercanas aHacienda descartan subidas del IRPF a las rentas medias.

De la Torre coincide con otros expertos en que todo apunta a que el Ejecutivo "eliminará al máximo la deducción de los 400 euros, si no la suprime del todo y lo mismo hará con los 2.500 euros por nacimiento de hijo". Sólo derogando la primera de estas deducciones la recaudación aumentaría 4.500 millones al año.

No obstante, eliminar estas ayudas, igual que retomar el impuesto de patrimonio sólo para las grandes fortunas -otra forma de aumentar la presión fiscal a los más ricos- choca con sendas promesas electorales del PSOE, lo que puede condicionar el nuevo diseño impositivo. Pero, según fuentes conocedoras de los planes del Ejecutivo, la subida tributaria afectará también a los impuestos indirectos. "El Gobierno está pensando en incrementar la fiscalidad verde", aseguran. Se refieren al impuesto sobre hidrocarburos. Resta conocer cómo afectará esta subida a colectivos como agricultores o transportistas. Tampoco se descarta crear algún nuevo impuesto o tasa ecológica en elmarco de la Ley de Economía Sostenible. En concreto, la resolución 19 del último Debate sobre el Estado de laNación, indicaba que esta nueva norma debería incluir "una reforma antes de 2009 de la ley de residuos, envases y embalajes". Varios expertos interpretan este aumento de la fiscalidad verde como "guiño" a IU para recabar su apoyo parlamentario.

La mayoría de los expertos consultados apunta que el impuesto de hidrocarburos no será el único de los especiales que subirá. Tras el reciente incremento tributario al tabaco, antes de fin de año le tocará el turno al alcohol. De hecho, una directiva de la UE obliga a España a subir los impuestos especiales antes de 2011.

Gravar el uso de las bolsas de plástico y luchar contra el fraude

La creación de una nueva tasa ecológica para aquellas actividades más contaminantes es una idea sobre la que se lleva hablando muchos años en España y para la que se han propuesto numerosas fórmulas. La futura Ley para la Economía Sostenible, podría ser un buen encuadre para ello. En este sentido, José María Mollinedo, secretario general de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) ha propuesto el establecimiento de una tasa sobre el consumo de bolsas de plástico que gravaría a las grandes superficies e hipermercados, para conseguir el objetivo del Plan Nacional de Reformas de reducir un 70% el uso de bolsas de un solo uso hasta 2015.

Asimismo, Mollinedo apunta otra vía para aumentar la recaudación: mejorar la lucha contra el fraude. Según sus cálculos, reducir la economía sumergida del actual 22% del PIB a un 12% supondría 46.000 millones más de ingresos al año.