Bolsa de Nueva York

La desconfianza siembra la duda en Wall Street

Punto y final a cuatro semanas de subidas. Wall Street opta por la corrección después de conocer la caída de la confianza del consumidor y el dato de inflación, que continúa bajo a pesar de los síntomas de estabilización económica. El Dow Jones se deja esta semana un 0,52%.

La desconfianza y las Bolsas nunca se han llevado bien. Ni siquiera cuando la Fed asegura ver signos claros de recuperación en la economía. Los irregulares datos macro conocidos hoy, entre ellos, la caída de la confianza del consumidor, arrojaron a las pérdidas a la Bolsa de Nueva York después de cuatro semanas al alza. En el balance de los últimos cinco días, el Dow Jones retrocedió un 0,52%, en tanto que los descensos de Nasdaq y S&P500 fueron de un 0,74% y un 0,63%, respectivamente.

La jornada de hoy fue especialmente negativa en Wall Street y estuvo marcada por la recogida de beneficios tras conocerse unas referencias macroeconómicas que causaron estragos en el parqué. Al cierre, el Dow Jones cedió hoy un 0,82%, el Nasdaq, un 1,19%, y el S&P500, un 0,85%.

Y es que los datos macro publicados hoy no han gustado nada al mercado. Los inversores recibieron como un auténtico jarro de agua fría las cifras de inflación del mes de julio, que se mantuvo sin cambios respecto al mes anterior, aunque en su lectura interanual la caída de los precios se ha disparado hasta el -2,1%.

DOW JONES 28.992,41 -0,78%

La segunda mala noticia vino de la mano de la confianza del consumidor, que publica la Universidad de Michigan cada quince días, y que ha caído contra todo pronóstico hasta 63,2 puntos en agosto, frente a los 66 de julio.

El único dato positivo que han conocido los inversores ha sido el de producción industrial, que subió en julio por primera vez desde el pasado octubre. En concreto, la producción industrial registró un incremento del 0,5%, mayor de lo esperado por los analistas, que situaban la subida en el 0,4%.

JC Penney defrauda al mercado

En el ámbito empresarial, continúan sucediéndose las presentaciones de resultados. Hoy era el turno de JC Penney, que perdió en el segundo trimestre del año un millón de dólares, frente a los 117 millones ganados en el mismo período del año pasado. Las acciones de la compañía cayeron al cierre un 6,54%.

En lo que respecta a las empresas que cotizan en el Dow Jones, todos los sectores se negociaron en negativo, siendo las acciones del fabricante aeronáutico Boeing las que peor suerte corrieron, al depreciarse un 4,31%, entre noticias alusivas de algunos problemas de producción en una planta italiana que fabrica partes para el fuselaje de su modelo 787 Dreamliner.

También se negociaron a la baja los títulos de Alcoa (-3,57%), Caterpillar (-3,12%) y la química Dupont (-3,22%), entre otras empresas de equipamiento y materiales básicos.

Esa misma senda bajista siguieron también las tecnológicas, con descensos del 0,93% en el caso de Cisco, del 1,47% en Intel y del 0,84% en IBM.

El barril de crudo de Texas se depreció hoy un 4,26% y terminó la semana a 67,51 dólares en Nueva York, presionado por el fortalecimiento del dólar y signos de una menor confianza de los consumidores de Estados Unidos en la recuperación de la economía.