Prestaciones

La nueva ayuda a los parados costará al menos 750 millones

El Consejo de Ministros aprobará hoy la nueva renta ligada a formación dirigida a parados que agoten sus prestaciones. Un programa de seis meses prorrogable del que se beneficiarán unas 300.000 personas, según Trabajo, por lo que su coste será de, al menos, 750 millones.

La ruptura de la negociación del pacto social dió al traste con la aspiración empresarial de ver reducidas las cotizaciones sociales. No ocurre así con la principal reivindicación de los sindicatos, la nueva renta dirigida a parados que hayan agotado tanto la prestación contributiva, como la asistencial. Una medida que será aprobada hoy en un Consejo de Ministros extraordinario.

La ayuda, que ha sido tratada bilateralmente con UGT y CC OO, entrará en vigor mañana y tendrá efecto desde el día 1 de agosto. La duración del programa será de seis meses, susceptible de ser renovado por el Gobierno durante, al menos, dos prórrogas similares (12 meses adicionales a los seis primeros). Así, tendrán derecho a la ayuda los parados que agoten la prestación y no tengan renta hasta el 31 de diciembre de 2010.

La prórroga dependerá de la evolución de la actividad económica y de la tasa de desempleo. Esta variable deberá concretarse en el decreto ley, pero según fuentes sindicales, la idea es mantener la ayuda si la tasa de paro supera un umbral aproximado del 17%. Cada parado sólo podrá acceder a un único periodo de un semestre en el que percibirá 421 euros mensuales.

Para ello, el desempleado deberá asumir un itinerario de formación en la oficina de empleo de su comunidad. Condición imprescindible será la prueba de renta: cada miembro de la unidad familiar no puede llegar a ingresar el 75% del salario mínimo interprofesional, unos 468 euros.

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, estimó ayer que podrán beneficiarse de las ayudas unas 300.000 personas, aunque los sindicatos calculan que serán unas 50.000 más. La cifra oficial supondría un desembolso de 756 millones a cargo del Estado.

Cataluña prepara un complemento

El Gobierno de Cataluña anunció ayer que trabaja para ofrecer un complemento a la nueva renta que el Gobierno dará a los parados que no reciban ninguna prestación. Aunque no especificaron la cuantía del suplemento, fuentes de la Generalitat declararon a Europa Press, que dar sólo 420 euros les parece "insuficiente". Las asociaciones de autónomos, por su parte, reclaman al Ejecutivo algún tipo de renta para su colectivo, similar a la que recibirán los parados sin prestación. Aunque el Consejo de Ministros de hoy estudiará el proyecto de prestación por cese de actividad de los autónomos, éste deberá ser negociado con las asociaciones y está previsto que comiencen a cotizar en 2010 (accediendo a la prestación en 2011). En julio el número de parados alcanzó los 3,54 millones, de los que 2.600.000 personas reciben algún tipo de prestación por desempleo. La mayoría, 1,6 millones, percibe la contributiva, un derecho que el trabajador genera mientras cotiza a la Seguridad Social. En junio, último mes del que se disponen datos, el desembolso de estas prestaciones fue de 2.065 millones (827 euros de media por persona al mes).