Hoteles

Sol Meliá atisba cierta mejoría pese al desplome de su beneficio neto

Sol Meliá, la mayor cadena hotelera española, ha experimentado una drástica reducción del beneficio neto hasta junio. Ha pasado de ganar 36 millones de euros a 1,1 millones. Un descenso provocado por las restricciones en los viajes de empresa y que afecta a los hoteles urbanos. La cadena ve indicios de recuperación para el segundo semestre.

Los habituales viajes de negocios en los que los altos ejecutivos se hospedaban en lujosas habitaciones en hoteles de cinco estrellas se han frenado en seco. La crisis ha obligado a los empresarios a contener el gasto. Y Sol Meliá, cadena líder del sector, es la que más lo ha notado. Por eso, con una reducción del beneficio del 97%, la compañía opta por la prudencia sobre el balance anual de 2009.

La firma hotelera prevé una ligera recuperación en el tercer trimestre. Pero de producirse será sólo por efecto del turismo vacacional. Las restricciones han reducido un 15% en los viajes de empresa en los hoteles urbanos, según cálculos de Sol Meliá. Más limitaciones en incentivos y reuniones, mientras que el segmento vacacional acusa desde hace meses la dificultad de los touroperadores para organizar viajes y los efectos de la depreciación de la libra. Por todo esto, la compañía no se atreve a pronosticar cual será la evolución de los viajes de empresa en próximos meses.

A medio plazo, Sol Meliá busca una solución para mitigar la caída de resultados que se ha traducido en pérdida de clientes. Para elevar ese escaso millón de euros que ha obtenido de ganancias, busca ofrecer un valor añadido como reclamo. Por eso, ya ha empezado a prestar servicios más completos. Es lo que ha denominado plan de contingencia: paquetes de cena y sala de reuniones; habitación y spa; actividades o servicio de habitaciones. Todo a un precio único. La cadena ha preferido este método antes que hacer descuentos. Considera que así se evita una guerra de precios con los hoteles de la competencia.

La apuesta de la cadena para recuperar su beneficio pasa por fidelizar al cliente en viaje de negocios, el que ofrece mayor rentabilidad. También quiere potenciar las alianzas con las agencias de viaje. Pero, de momento, como vaticina una lenta remontada, dará prioridad a los turistas que se hospedan en hoteles urbanos. Confía en los resultados de la temporada estival a este respecto.

Según le han transmitido los principales touroperadores, habrá una leve recuperación en la demanda de último minuto en importantes mercados emisores como Reino Unido, España, Alemania y los Países escandinavos.

Sol Meliá opera más de 350 hoteles en 30 países, repartidos a partes casi iguales entre establecimientos urbanos y hoteles vacacionales. Pero es que en los mismos hoteles urbanos, foco de la caída de los beneficios, el tipo de cliente se reparte entre hombre de negocios y turista. Precisamente esa división al 50% es lo que hace prever a la cadena hotelera una cierta mejoría antes de que finalice el año. Ahora deposita su confianza en los buenos resultados del verano gracias al crecimiento previsto de los hospedajes en los resorts del grupo hotelero.

La contención del gasto empieza a notarse

Sol Meliá realizó un ahorro de costes globales de 36,6 millones en el primer semestre del año. La cadena hotelera considera que este tipo de acciones le permiten resistir en plena crisis económica. Si bien es cierto que su resultado bruto de explotación se redujo casi un 31% hasta los 85,9 millones de euros, en ese mismo periodo. Y sus ingresos se redujeron un 12% por ciento hasta los 544,9 millones. Pero la compañía prefiere valorar que, pese a todo, mantiene un saldo positivo en los beneficios. Sol Meliá resalta los casi 37 millones que ha ahorrado apretándose el cinturón. Y es que la cadena hotelera considera que ha sabido adaptarse a un periodo de fuerte recesión económica, en el que no hay previsión de pronta recuperación global. Si bien desde la compañía se admite que no ha sido fácil, también se advierte que va a ser la tónica.

El dato

1,17 millones de euros ganó Sol Meliá en el primer semestre, frente a los 36 millones de euros del mismo periodo del año anterior.