Accionariado

Cepsa abre la puerta a ampliar el 'free float' tras la salida de Santander y Fenosa

Cepsa abre la puerta a aumentar la parte de su capital que cotiza en Bolsa (ahora, un 4,2%) cuando se materialice la salida de Santander y Fenosa del accionariado, lo que es inminente.

El presidente de Cepsa, Santiago Bergareche, dejó ayer la puerta abierta a un aumento del free float de la petrolera, que en la actualidad ronda el 4,2% del capital, con entre 6.000 y 7.000 accionistas minoritarios. La decisión podría tomarse aprovechando la salida de Santander y Unión Fenosa del accionariado, algo que "está a punto de materializarse".

En la rueda de prensa previa a la junta de accionistas, que se celebra hoy, Bergareche recordó que el capital flotante es clave para la determinación del precio de la acción en Bolsa y que, en línea con la importancia de una compañía como Cepsa, lo lógico es que los futuros accionistas de la petrolera aboguen por un free float mayor que el actual, lo que pasaría por una OPV, "cuando los accionistas decidan y si quieren hacerlo".

El acuerdo para que el fondo de Abu Dhabi IPIC se convierta en el segundo accionista de Cepsa con un 47,02% del capital, tras comprar las participaciones de Santander y Fenosa, ya cuenta con los permisos regulatorios pertinentes y con la financiación necesaria, según adelantó Bergareche. "En cualquier momento se hará efectivo", dijo.

Lo lógico es que el cambio lleve aparejado cambios en el consejo de administración. Sin embargo, hoy todavía está previsto que la junta reelija a los consejeros del Santander Juan Rodríguez Inciarte y Ernesto Mata. En principio, el puesto que dejó vacante en mayo Pedro López Jiménez, ex presidente de Unión Fenosa, no se va a cubrir.

En cuanto a la marcha de la compañía, el consejero delegado de Cepsa, Dominique de Riberolles, advirtió de que el segundo trimestre del año va a ser "algo más difícil" que el primero, que calificó como positivo en comparación a los malos resultados registrados en el mismo periodo de 2007.

Agregó que la actual coyuntura puede llevar a la empresa a recortar entre un 10% y un 12% el valor de las inversiones presupuestadas para este año, que ascendían a 1.267 millones de euros, frente a la cifra récord de 1.579 millones alcanzada en 2008. De Riberolles precisó que esta rebaja está más relacionada con una renegociación de las condiciones previstas (reducción de costes de aprovisionamiento y costes fijos) que con un abandono de proyectos.

La compañía considera que todavía tiene margen para endeudarse y que, hoy por hoy, no tiene necesidad de iniciar procesos de refinanciación. La petrolera cerró 2008 con 1.325 millones de deuda neta.

Los directivos de Cepsa también recordaron que tienen derecho de tanteo sobre el 50% del ciclo combinado NGS, en Cádiz, que comparten con Fenosa y que estudiarán si lo ejercen si la eléctrica lo pone en venta.

Además, De Riberolles se mostró convencido de que volverán a aumentar los impuestos de los carburantes, porque el Gobierno tiene que acercar la fiscalidad a la media europea. Según Cepsa, el consumo de carburantes cayó en España un 9,8% hasta marzo (un 6,9% las gasolinas y un 10,5% el gasóleo).