Despidos

Nissan presenta a los sindicatos un ERE para 581 trabajadores

La dirección de Nissan ha presentado hoy al comité de empresa un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 581 trabajadores de las plantas de Barcelona, al no haber logrado reducir el excedente de 1.680 personas anunciado el pasado mes de octubre a través de las medidas no traumáticas pactadas.

La compañía ha cifrado en 581 los empleados afectados por el ERE, suponiendo que se cubrirán totalmente las 200 bajas con opción a reingreso, a las que hay unos 140 inscritos, y los 150 trabajadores que podrían regresar en 2012 sólo si hay carga de trabajo suficiente.

Un portavoz de Nissan manifestó la voluntad de que esta cifra se reduzca "al máximo", por lo que la compañía mantendrá abierto, de momento de forma indefinida, el plan de 200 bajas con garantías de reingresar antes del 1 de abril de 2012, así como el plan de bajas incentivadas y otra medida que prevé que 150 trabajadores puedan optar a reingresar en 2012 si hay carga de trabajo suficiente.

De momento, según las cifras que la empresa dio al comité, las bajas con opción a reingresar cuentan con 140 inscritos y la multinacional prevé que se cubran e incluso "se superen" las 200 plazas, según los sindicatos. Además, una decena de personas se ha acogido a las bajas incentivadas.

La presentación del expediente supone el fin de la mesa negociadora constituida el 25 de febrero para buscar alternativas a los despidos que acabaran con el sobrante, que Nissan dio hoy por "concluida", y destacó que ha servido para implementar medidas para recortar unos 1.000 puestos de trabajo.

Precisamente a estos resultados se acogieron hoy los sindicatos para expresar su rechazo al ERE y anunciar que no lo suscribirán y que pedirán la "reanudación de la mesa", según explicó el responsable de CC OO en Nissan, Raul López.

"Ellos han optado por los despidos a toda costa, pero las medidas alternativas funcionan y sólo requerían de un poco más de tiempo", reiteró el responsable sindical en el comité, que advirtió a la empresa de que las prisas "son malas consejeras".

Habrá movilizaciones

El portavoz de UGT en Nissan, Jordi Carmona, apuntó a que "habrá movilizaciones" en contra de esta medida unilateral de la compañía y consideró "una barbaridad" decir que las medidas no han funcionado. Carmona recordó que la negociación no sólo ha rebajado el excedente, sino que ha traído trabajos adicionales para asegurar un centenar de puestos de trabajo.

El portavoz de Usoc, Pedro Ayllón, apuntó a que la cifra de afectados es "ficticia" porque el actual excedente es superior si no se alcanzan a cubrir los planes propuestos por la firma automovilística. Advirtió de que el comité "no firmará ni un despido".

La factoría de Nissan en Barcelona está inmersa en un proceso de reestructuración planteado por la dirección el pasado mes de octubre para adecuar su dimensión a una capacidad de 128.000 unidades anuales y una plantilla mínima de 2.800 personas que trabaje a dos turnos. Estos cambios son los que originaron el excedente inicial de 1.680 personas.

La dirección de la multinacional nipona siempre ha mantenido que esta adecuación da viabilidad a la fábrica y garantiza su competitividad en el futuro para atraer nuevos modelos. El primero en llegar serán la furgoneta NV200, que empezará a fabricarse en noviembre de este año, y la empresa también ha comprometido un nuevo modelo que llegará en 2012.