Negociación

GM espera un acuerdo final sobre Opel en julio y cerrar la operación en septiembre

La división europea del consorcio automovilístico General Motors, General Motors Europe, prevé alcanzar un acuerdo definitivo sobre la entrada en Opel de un nuevo inversor durante el próximo mes de julio y confía en cerrar la operación en septiembre, según indicó el presidente de General Motors en Europa, Carl-Peter Forster, en el blog de la compañía.

Forster explicó que en General Motors están trabajando con el fabricante canadiense de componentes Magna para que este acuerdo se haga realidad, aunque resaltó que todavía queda mucho trabajo por hacer y que pueden cambiar muchas cosas en la negociación.

"Si tenemos éxito, estoy convencido de que la nueva Opel/Vauxhall tendrá una excelente base para crecer en su negocio futuro, lo que beneficiará a todas la partes involucradas -empleados, concesionarios, proveedores y comunidades-", añadió el presidente de General Motors en Europa.

Por otro lado, señaló que el fondo creado para la gestión del 65% del capital de Opel, surgido del acuerdo entre General Motors y el Gobierno alemán, no se encargará de gestionar la actividad diaria de la firma automovilística, "que continuará como siempre".

En este sentido, resaltó que las operaciones cotidianas de Opel/Vauxhall no se verán impactadas por el acuerdo alcanzado para la formación de este fondo de fideicomiso. Al mismo tiempo, afirmó que la estructura de gestión de General Motors Europe tampoco estará afectada por la formación de este fondo.

Malentendido

Forster, que se mostró "exhausto" tras las negociaciones mantenidas con el Gobierno de Alemania y Magna, aseguró que se ha producido un malentendido en lo referente a los 350 millones de euros de financiación adicionales que solicitó General Motors durante la negociación sobre Opel.

El presidente del consorcio automovilístico en Europa señaló que la "sorpresa" ocasionada por la solicitud de esta cantidad fue un malentendido en las expectativas generadas y aseguró que esta petición no es fruto "de un error o de una manipulación" por parte del equipo financiero de la empresa, dirigido por Enrico Digirolamo.

Asimismo, afirmó que esta solicitud no representa un importe de financiación adicional, sino que es la clarificación del primer tramo de crédito necesario, previsto para principios de junio, para satisfacer sus necesidades de liquidez y el pago de su proveedores, que son más elevados de lo contemplado inicialmente por el Gobierno alemán.

Para finalizar, Forster destacó que su compañía tiene por delante varias semanas intensas para alcanzar un acuerdo definitivo sobre Opel/Vauxhall con nuevos socios, por lo que señaló que la General Motors reducirá la información facilitada durante estos momentos de trabajo "críticos".