La City

La 'ñ' de Google Books ya tiene precio

El ambicioso proyecto del imperio Google de digitalizar la herencia bibliográfica mundial avanza a una velocidad imparable. Ya han codificado unos siete millones de entradas, y añaden unas 3.000 diarias. Y poco a poco se van multiplicando los flecos legales a solventar. Pero, como buen imperio, Google tiene poder de persuasión (y recursos para apoyarlos).

Fuentes relacionadas con el sector avanzan que, además de haber llegado a un principio de acuerdo con la sociedad de autores estadounidense, la compañía también lo ha hecho con los 8.000 autores españoles afectados. Eso sí, los documentos sólo pueden ser visualizados y descargados en EE UU. El sector está esperando ahora negociar la apertura de Google Books al mercado europeo. Y, por supuesto, la consiguiente contraprestación a los autores españoles.