Hacia un nuevo orden económico

El Banco de Inglaterra mantiene el precio del dinero y amplía la adquisición de activos

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra optó ayer por no rebajar nuevamente los tipos de interés en el Reino Unido, que ya se encuentran en el 0,5%. El regulador sabe que un nuevo descenso supondría reducir su ya escaso margen de maniobra. Aun así, el Banco de Inglaterra mantiene su política expansiva y anunció que emitirá otros 50.000 millones de libras (56.500 millones de euros) para reactivar el mercado crediticio. Se trata de comprar bonos del sector público y privado, una estrategia puesta en marcha en marzo y bautizada como "Alivio cuantitativo. En un primer momento contemplaba la emisión de 75.000 millones de libras (82.000 millones de euros) hasta el próximo mes de junio. Y con la emisión aprobada hoy, el presupuesto de este programa ya asciende a 141.000 millones de euros.

A pesar de las actuaciones del Gobierno británico y del Banco de Inglaterra, el panorama económico resulta inquietante. El Producto Interior Bruto (PIB) del Reino Unido cayó el 1,9% en los tres primeros meses del año, el mayor descenso desde 1979. Una contracción mayor que la estimada por el Gobierno y los analistas. La Unión Europea prevé que la economía británica caerá un 3,8% y cosechará un ligera subida del PIB a partir de 2010. Unas cifras que son más optimistas que las del Fondo Monetario Internacional (FMI) que augura que la recesión se mantendrá este año y el siguiente.

Por el momento, el número de parados supera ya los dos millones de personas (6,7% de la fuerza laboral británica) por primera vez en 12 años, mientras que las insolvencias y los embargos siguen aumentando. Y los precios de las viviendas siguen sin recuperarse de forma significativa. Las previsiones estiman que la tasa de inflación se situará por debajo del 2% a finales de año. Situación que el Banco de Inglaterra aprovechó para justificar el mantenimiento de los tipos en el 0,5%.

Por otra parte, el Banco Nacional de Dinamarca rebajó ayer 0,35 puntos los tipos de interés hasta el 1,65%. Dinamarca, como el Reino Unido, forma parte de la Unión Europea pero no de la zona euros.