Bolsa de Nueva York

Bernanke siembra la desconfianza en Wall Street

Las perspectivas sobre la situación económica de EE UU, anunciadas por del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, no cayeron bien entre los inversores de Wall Street. Sus afirmaciones de que la recuperación será "sólo gradual" y de que el desempleo seguirá alto, sembraron la desconfianza en el parqué neoyorquino. Al cierre, el Dow Jones cayó un 0,18%.

La desconfianza regresa a la Bolsa de Nueva York de la mano del presidente de la Reserva Ferderal. Sus afirmaciones de que crecimiento será "lento" al principio, y el desempleo y la capacidad ociosa de las empresas continuarán en alza incluso cuando la economía entre en territorio positivo, han asustado a unos inversores que optaron por la recogida de beneficios después de las alzas logradas en las dos últimas sesiones. Así las cosas, el Dow Jones retrocedió un 0,18%, mientras que el tecnológico Nasdaq y el selectivo S&P 500 se dejaron un 0,54% y un 0,38%, respectivamente.

Los inversores iniciaron la jornada con el nuevo dato de la actividad del sector servicios en EE UU, que mejoró en abril respecto del mes anterior, aunque se ha mantenido en una fase de contracción durante siete meses seguidos. La incertidumbre surgió entonces en el parqué neoyorquino, que tras una cierta volatilidad inicial, se decantó por las pérdidas.

Poco después, las declaraciones de Bernanke, teñían de rojo definitivamente la Bolsa de Nueva York. Y es que, el presidente de la Reserva Federal advirtió de que la recuperación será tan solo "gradual" y el desempleo seguirá alto por algún tiempo. "Seguimos augurando que la actividad económica tocará fondo y repuntará en el curso de este año", manifestó. Además constató una mejora en algunos sectores del sistema financiero aunque recalcó que los bancos siguen "bajo una tensión considerable".

DOW JONES 26.827,64 0,21%

Por otra parte, los inversores siguen expectantes a la espera de que se conozcan los resultados del análisis que la Reserva y otras entidades reguladoras han hecho de la capacidad que tienen las mayores entidades bancarias de este país para afrontar un empeoramiento de la economía y sus necesidades de capital.

La cara más amarga de la jornada se la llevan hoy la tecnológica Intel, con un retroceso del 2,88% y las financieras JP Morgan y American Express, que han cedido un 2,71% y un 2,60%, respectivamente.

Mejor acogida han tenido las cuentas de Kraft Foods, que se anotó una subida de un 3,46%. El grupo de alimentación ha anunciado que en los tres primeros meses del año su beneficio se incrementó un 10% hasta una cifra de 660 millones de dólares. También las acciones de las entidades financieras Bank of América y Citi se han revalorizado, con un ascenso del 4,43% y 3,44%, respectivamente.

El precio del barril de crudo de Texas bajó un 1,15% y cerró a 53,84 dólares en Nueva York, a la espera de comprobar la próxima sesión si las reservas aumentaron en Estados Unidos.