Resultados

Los planes de Santander de repetir los resultados de 2008, aplaudidos en Bolsa

El Grupo Santander logró un beneficio neto atribuido de 2.096 millones de euros en el primer trimestre, un 5% menos que un año antes, debido a las dotaciones a provisiones. Este resultado en cambio ha sido mejor de lo esperado. Alfredo Sáenz, vicepresidente del banco, espera repetir el beneficio que registró el banco en 2008 y recordó que el banco mantendrá su política de dividendo.

El consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, durante la presentación de resultados de la entidad del primer trimestre del año.
El consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, durante la presentación de resultados de la entidad del primer trimestre del año.

El entorno económico mundial "se ha deteriorado más rápido y con mayor intensidad de lo previsto" pero el Santander ha conseguido cerrar un trimestre "excelente". Así ha empezado Alfredo Sáenz, vicepresidente de la entidad la presentación de los resultados trimestrales, los primeros de 2009, ante los analistas.

La entidad, que ha ganado un 5% menos que el año pasado, sin embargo ha superado las previsiones de los analistas que manejaban una caída del beneficio neto del 15%. El número dos de Santander ha adelantado que su morosidad siturára a finales de año la morosidad, por debajo del 4,5% gracias a la buena evolución de su negocio. Además, ha destacado que la entidad este año "aspira a mantener el nivel de resultados de 2008", cuando ganó 8.876 millones de euros.

Sáenz ha subrayado además que el trimestre ha sido un "test ácido" para la banca, que distingue a los bancos bien gestionados del resto de las entidades, y que Banco Santander se encuentra "claramente" entre las buenas entidades gracias a la evolución de los negocios operativos, la rentabilidad, su fuerte disciplina de costes y el esfuerzo por aumentar las dotaciones acorde con el momento del ciclo.

SANTANDER 3,73 -1,67%

Asimismo, ha señalado que el banco cuenta con una gran capacidad para generar capital de manera orgánica y seguir pagando dividendos, y que la calidad del crédito le permitirá no cortar el grifo y seguir financiando a pymes y empresas si los proyectos son solventes.

Provisiones para insolvencias

Los resultados han estado marcados por las provisiones para insolvencias por importe de 2.234 millones de euros, con lo que cuenta ya con 15.166 millones para este fin, de los que 6.261 millones son genéricas.

Las cuentas también se vieron afectadas por la incorporación de Alliance & Leicester (A&L) y los depósitos y canales de distribución de Bradford & Bingley (B&B) en Reino Unido, que aportaron 66 millones de euros, así como por la compra de la parte que aún no poseía del estadounidense Sovereign, que le restó 20 millones, explica el banco.

Sin contar con estos y otros efectos extraordinarios, el beneficio neto trimestral se hubiera mantenido prácticamente igual que el de un año antes, explica el banco, que añade que la ganancia creció, no obstante, un 8% respecto a la obtenida en el cuarto trimestre de 2008.

Mantener el dividendo

"El banco ratifica su política de seguir pagando dividendos en caja y un 'pay out' del 50%, a diferencia de lo que está ocurriendo en el mundo", dijo Sáenz en la presentación de los resultados trimestrales de la entidad que preside Emilio Botín.

Según explicó, en un contexto en el que los dividendos en caja se están reduciendo y las acciones de los bancos caen en bolsa, "y van a caer", el también vicepresidente enfatizó que como el banco prevé mantener beneficios anuales, su retribución al accionista también será "consistente".

Duplica la morosidad

La primera entidad financiera española cerró el mes de marzo con un ratio de mora del 2,49%, el doble que el 1,24% registrado un año antes, con un ratio de cobertura para insolvencias del 79,96%, frente al 134,12% de marzo de 2008.

A cierre de marzo, el Santander había concedido 231.211 millones de euros en créditos a otros sectores residentes (familias y empresa), en tanto que los créditos con garantía real, que incluyen las hipotecas, sumaban 124.421 millones, prácticamente la misma cifra que un año antes.

En cuanto al ahorro, al cierre de marzo, el Grupo gestionaba recursos de sus clientes por valor de 874.989 millones de euros, lo que representó un 10% más que un año antes, destacando el incremento del 18,4% de los recursos en balance, que alcanzaron los 745.724 millones.

Sin embargo, los recursos gestionados fuera de balance bajaron el 20%, afectados por la caída del 24% de los fondos de inversión y por la caída del 8% de los fondos de pensiones, en tanto que los seguros de ahorro-inversión crecieron el 31%.

Asimismo, el core capital -capital y reservas sobre activos ponderados por riesgo- del Grupo se situó en el 7,3% frente al 6,1% de un año antes, en tanto que el Tier 1 cerró marzo en el 8,9%, frente al 7,5%.

En cuanto a los márgenes de la cuenta, el de intereses (antes llamado de intermediación, que mide la diferencia entre ingresos por créditos y gastos por depósitos más dividendos) sumó 6.234 millones al aumentar el 22,2%, en tanto que el bruto (antes ordinario, que añade ingresos por comisiones) alcanzó los 9.454 millones tras crecer el 12%, pese a la caída del 5,3% de las comisiones. Los analistas esperaban un margen de intermediación de 5.690 millones de euros.

Como consecuencia de esta combinación entre ingresos y gastos, el ratio de eficiencia del Santander mejoró en 1,6 puntos porcentuales, hasta alcanzar el 43,2%.

Por áreas geográficas

Por áreas geográficas, Europa continental ganó 1.289 millones de euros netos (el 6% más), con incrementos del 4% en los créditos y del 19% en los depósitos, área en la que destacan las ganancias de la filial británica, el Abbey, que ascendieron a 409 millones, un 31% más, mientras Iberoamérica obtuvo un beneficio neto de 890 millones de euros, el 8,2% menos.

Por áreas de negocio, Banca Comercial ganó 1.828 millones antes de impuestos (el 7,7% menos) y gestión de Activos y Seguros ganó 106 millones (el 8,5% menos), mientras que Banca Mayorista Global logró crecer el 60,9%, hasta los 634 millones, favorecido por la coyuntura del mercado, el control de costes y la rigurosa gestión del riesgo.

Por su parte, Santander Consumer Finance, la unidad de consumo del Grupo, vio retroceder su beneficio el 10,3%, hasta quedar en 156 millones de euros "en un difícil escenario para este negocio".