Jubilación

Guía práctica para calcular la pensión

Algunas reformas del actual sistema podrían garantizar el futuro cobro de las jubilaciones.

El futuro del sistema de pensiones pasa por su reforma, según los expertos. Los cambios necesitan contrarrestar el efecto demográfico -envejecimiento de la población por la baja natalidad y aumento de la esperanza de vida- y desvincular el modelo de las alteraciones que provoquen los problemas coyunturales.

¿Quién cobra la pensión?

La condición mínima para el retiro total es haber cumplido 65 años y cotizado durante 15 años (dos de ellos dentro de los quince años anteriores a la jubilación). Al retiro anticipado y parcial se puede acceder a partir de 61 años y con 30 cotizados (salvo si se ha cotizado antes de 1967, que bastaría con tener 60 años). Una propuesta clásica es retrasar la edad legal de jubilación, como en Alemania, donde se ha establecido a los 67. Esto aumentaría el número de años que cotiza el trabajador, y disminuiría el tiempo que cobra la pensión.

¿Cuánto se debe cotizar?

El Gobierno fija cada año las bases de cotización, con topes máximos y mínimos. Estos últimos aumentan en función de la categoría profesional, mientras que la base máxima es idéntica para todos los grupos de cotización. A todos ellos, se les aplica un tipo del 28,3% por contingencias comunes (23,6% a cargo del empresario y 4,7% lo paga el trabajador). Aunque elevar el tipo de cotización incrementaría automáticamente los ingresos de la Seguridad Social, la mayoría de expertos lo descarta por el aumento del coste laboral que supondría. Otra opción sería eliminar los topes máximos, ya que el salario que excede del límite está exento de cotización. Esto haría que quienes más cobran exigieran percibir más al jubilarse, y esto acabaría con el negocio privado de los fondos de pensiones. Quienes hayan cotizado pero no lleguen a los 15 años exigidos tendrán derecho a una pensión asistencial (de inferior cuantía).

¿Cuánto se cobra?

Para garantizar la contributividad de los beneficiarios (equidad entre lo que se aporta y se recibe) existe una escala que la regula. æpermil;sta estipula que con el mínimo de 15 años cotizados se tiene derecho a recibir el 50% de base reguladora de la pensión. A más años cotizados mayor cuantía de pensión de forma progresiva hasta llegar a los 35 años, cuando se tiene derecho al 100%. Si se continúa trabajado más allá de los 65 años se puede llegar al 110% de la base. Una de las propuestas del Banco de España es endurecer esta escala y que se exijan más años para lograr cada porcentaje de dicha base reguladora. Lamedida incentivaría la permanencia en el mercado laboral y disminuiría el gasto de la Seguridad Social.

¿Cómo se calcula?

Cumplidos los requisitos, la cuantía de la pensión se calcula dividiendo entre 210 las bases de cotización de los últimos 180 meses (15 años) trabajados, actualizados con la inflación. Así, la tasa de retorno (porcentaje del último salario al que equivale la pensión) es del 85%. Otra variante sería ampliar el número de años que se toman para calcular la pensión. En Francia contabilizan los últimos 25 años, y en otros países, toda la vida laboral. En España, esto último supondría un recorte de la pensión de entre el 3% y el 10%, según distintos estudios.

Sistemas alternativos de reparto

Las reformas del sistema de pensiones de algunos países de la OCDE toma una dimensión más al modificar el modelo de reparto. Alemania, por ejemplo, obliga a sus trabajadores a ingresar costear un fondo privado que complemente su pensión. Austria, por su parte, ha creado un sistema público de cuentas nacionales con el mismo objetivo, al que van a parar mensualmente parte de las cotizaciones.