Fomento

Blanco pacta con Aguirre un 'plan renove' de cercanías por 5.000 millones

El ministro de Fomento, José Blanco, se comprometió ayer con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, a presentar en mayo un plan para la renovación de los trenes de cercanías por valor de 5.000 millones de euros. Además, pactó la licitación de la Radial 1 y el cierre de la circunvalación M-50, proyectos bloqueados por su antecesora, Magdalena Álvarez.

Blanco pacta con Aguirre un 'plan renove' de cercanías por 5.000 millones
Blanco pacta con Aguirre un 'plan renove' de cercanías por 5.000 millones

Borrón y cuenta nueva. La llegada de José Blanco al Ministerio de Fomento ha hecho desaparecer las fuertes tensiones que mantuvieron durante cinco años su antecesora en el cargo, Magdalena Álvarez, con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quién llegó a acusarla de someter a la región a una asfixia económica. 'Desde que esta señora es ministra, el Gobierno ha invertido cero euros en obra pública nueva en Madrid', llegó a señalar.

Un tono que nada tuvo que ver con los primeros mensajes que lanzó ayer Blanco tras su encuentro con Aguirre. 'Vamos a trabajar desde la lealtad con todas las administraciones de forma independiente del color político que tengan', señaló Blanco, quién hizo hincapié en que su primera reunión ha sido precisamente con la presidenta de una comunidad gobernada por el PP.

Este es el primer encuentro que mantiene el nuevo titular de Fomento con un presidente regional y es un gesto evidente de que el Ejecutivo está dispuesto a iniciar una etapa de entendimiento con Madrid. Buena prueba de ello fue el primer compromiso adoptado por Blanco. 'El nuevo plan de cercanías ferroviarias se presentará a partir de la segunda quincena de mayo, con 115 kilómetros de nuevas líneas y una inversión de 5.000 millones de euros, lo que refuerza nuestro compromiso con los ciudadanos de la periferia y del cinturón metropolitano de Madrid', señaló.

Madrid anuncia un nuevo aeropuerto privado en Navalcarnero

Pese a este anuncio, Esperanza Aguirre se mostró cauta ante el mismo, ya que es la séptima vez que se presenta de forma oficial el proyecto de ampliación y remodelación de la red de cercanías. 'Tengo la esperanza de que el nuevo ministro cumpla con lo prometido y que Fomento relance todas las obras paradas '. Un signo de que esta vez puede ser la definitiva es el desbloqueo de tres de los proyectos de carreteras que más elevaron el tono del enfrentamiento entre Fomento y la Comunidad de Madrid: la M-50 y las autopistas de peaje R-1 y R-3.

Una vieja aspiración de la Comunidad de Madrid es culminar la tercera circunvalación de Madrid (tras la M-30 y la M-40) mediante el cierre de la M-50 en el área del Monte de El Pardo. Algo a lo que se negó Magdalena Álvarez, alegando motivos de impacto ambiental. Nada que ver con la versión aportada ayer por Blanco, que aseguró que 'Fomento no pondrá objeción alguna a que se ponga en marcha ese proyecto', al considerar que el hecho de que la obra se vaya a realizar a través de un soterramiento, elimina una gran parte de las objeciones planteadas en materia medioambiental.

Las obras relacionadas con la R-1 (que discurre en paralelo a la nacional entre Madrid y Burgos) supusieron un fuerte enfrentamiento entre Aguirre y Blanco, por el conflicto para saber qué administración era competente a la hora de licitar las obras. Madrid fue la primera que sacó a concurso las obras, posteriormente recurridas por Fomento. Finalmente, un problema técnico en las expropiaciones de suelo hizo que se rescindieran los contratos. Ante este escenario, Blanco se comprometió ayer a que a lo largo de mayo estará licitada de nuevo la vía.

Otro foco de conflictos entre Fomento y Madrid fue la prolongación de la R-3, que une Madrid y Valencia, aceptada en su día por Magdalena Álvarez, aunque finalmente no fue ejecutada. El nuevo titular de Fomento se comprometió ayer a finalizar el tramo pendiente en cuanto esté resuelto el informe de impacto ambiental.

Blanco también anunció que el ministerio facilitará la iniciativa para la construcción de un nuevo aeropuerto privado, que estará dedicado a la captación de viajes de negocios y se ubicará entre las localidad de Navalcarnero y El Álamo. A este respecto, Aguirre comentó que la construcción del aeropuerto de Campo Real, que supuestamente iba a servir para descongestionar el tráfico aéreo que soporta Barajas, no entró en la conversación. 'La reserva de suelo está hecha para el futuro y no hay ninguna previsión respecto a la ejecución de la obra', recalcó.

Mantendrá los cambios previstos en AENA

El ministro de Fomento, José Blanco, aseguró que prevé mantener el proyecto de reestructuración de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), elaborado por su antecesora en el cargo, que contempla dar entrada al capital privado en el ente público.

'Sigo manteniendo el criterio de que la participación privada entre en AENA', anunció Blanco, que indicó que el calendario de implementación de los cambios se fijará una vez que estudie el proyecto.

Preguntado por el hecho de si defenderá la participación de las comunidades autónomas en la gestión de los aeropuertos, Blanco se comprometió a que Madrid entre en la gestión de Barajas, 'en el momento en que la Generalitat de Cataluña participe en la de El Prat, tal y como se comprometió el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero'.

Cambios

Blanco anunció ayer que llevará los cambios de su departamento al próximo Consejo de Ministros. Allí se establecerán los ocupantes en las secretarias de Estado, en las secretarías generales y en las presidencias de Adif, Renfe, AENA y Puertos del Estado.