Tokio

El índice Nikkei cierra con un descenso del 2,4% pese a las buenas noticias de EE UU

El principal índice de la Bolsa de Japón, el Nikkei, cerró la jornada de hoy con nuevo descenso, en esta ocasión, del 2,4%, aunque la peor parte se la llevó el íncide Topix, que tras retroceder un 3% se encuentra en su nivel más bajo desde diciembre de 1983.

En concreto, el Nikkei perdió 177,87 puntos, hasta quedarse en 7.198,25 enteros. Por su parte, el Topix se dejó 700,93 puntos, en una jornada marcada en todos los ámbitos por el ascenso del yen frente al dólar y los descensos de las empresas exportadoras.

El mercado nipón operó mientras se conocía un nuevo mal dato para la economía local. El PIB japonés se hundió entre octubre y diciembre del año pasado un 3,2% respecto al tercer trimestre de 2008 y un 12,7% si se compara con el último tramo de 2007, según unas cifras que se han conocido hoy y que demuestran que el país asiático se encuentra sumido en su mayor depresión desde la crisis energética de 1974.

Los principales perdedores de la jornada fueron las aseguradoras, la industria del hierro y el acero, así como los productores de caucho.

æscaron;nicamente los sectores pesquero y forestal se anotaron ganancias hoy. Algunos agentes de bolsa aseguraron hoy a la agencia local Kyodo que había grandes expectativas de alza en los mercados bursátiles después del anuncio del JPMorgan Chase de que su banco ha sido rentable durante los dos primeros meses del año.

También el Citigroup, el grupo bancario más grande del mundo, anunció el pasado martes una noticia similar. Estos resultados dieron ayer un fuerte impulso a la Bolsa de Tokio, cuyos inversores depositaron sus esperanzas en la estabilización del sector bancario de EEUU.

No obstante, la modesta subida de Wall Street el miércoles se transformó hoy en una generalizada decepción en el parqué tokiota.

No han desaparecido los temores a la crisis

"Creo que es demasiado pronto para afirmar que las preocupaciones sobre el sector financiero han desaparecido", indicó Masatoshi Sato, analista de Mizhuho Investors Securities, a la agencia nipona Kyodo.

Entre los perdedores más destacados figuraron entidades financieras, como Nomura Holdings, que fue tanto el líder de valor como de volumen en la sesión de hoy y registró una caída del 2 por ciento, hasta los 449 yenes.

Mitsubishi UFJ Financial Group, por su parte, perdió el 4 por ciento, hasta los 396 yenes. Sato atribuyó también la caída de la bolsa al debilitamiento del dólar, que se intercambió durante la sesión en torno a 95 yenes, respecto a su nivel del día anterior, en 98 yenes.