Precios

El INE confirma que el IPC se redujo al 0,7% en febrero y se mantiene en su nivel más bajo en 40 años

El Índice de Precios de Consumo (IPC) no experimentó variación en febrero respecto al mes de enero, pero la tasa interanual cayó una décima, hasta el 0,7%, su nivel más bajo de los últimos 40 años, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

No se lograba una tasa tan baja en el crecimiento de los precios desde junio de 1969, cuando alcanzó el 0,5%. La tasa de febrero es además 3,7 puntos inferior a la obtenida en el mismo mes de 2008 (4,4%), uno de los meses en los que los precios subían de forma desorbitada debido al encarecimiento del barril de crudo. De esta forma, en febrero, la inflación interanual retrocedió por séptimo mes consecutivo, aunque de forma más moderada que en los últimos meses.

Por su parte, el mantenimiento, sin cambios, de la inflación mensual pone fin a la racha de tres descensos consecutivos iniciada en noviembre. Con esta tasa del 0,7%, la inflación interanual se aleja de los máximos cercanos al 5% que alcanzó durante el verano pasado, cuando los precios tocaron ''techo'' en el mes de julio, con un IPC del 5,3%. A partir de entonces, la inflación comenzó a descender, experimentando una gran caída, de 1,2 puntos, el pasado mes de noviembre, algo que no se veía en 22 años.

En total, desde julio de 2008 hasta febrero de 2009, el IPC se ha reducido más de cuatro puntos, mejorando las estimaciones iniciales del Gobierno, que esperaba que este indicador cerrara 2008 en el entorno del 2% (al final lo hizo en el 1,4%) y que siguiera bajando en 2009, aunque sin llegar a una situación de deflación (tasas negativas de crecimiento de los precios).

El descenso en una décima del IPC interanual en febrero se debió principalmente a la caída de precios de algunos alimentos, como el aceite, el pan y las frutas frescas, así como al comportamiento de las tarifas de los hoteles, cafés y restaurantes, cuya tasa anual se redujo cuatro décimas, hasta el 3,1%, situándose en niveles de hace más de una década. También contribuyeron al descenso interanual de los precios los otros bienes y servicios, como consecuencia del abaratamiento de los seguros.

Por su parte, la inflación subyacente (que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados) se situó en febrero en el 1,6%, cuatro décimas inferior a la tasa de enero, mientras que el Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó el 0,7% interanual, una décima menos que en el mes anterior, coincidiendo con los datos adelantados por el INE a finales del mes pasado.

Caen alimentos y hoteles

El descenso en una décima del IPC interanual en febrero se debió principalmente a la caída de precios de alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa anual bajó cuatro décimas, hasta el 1,5%. El INE explicó que los alimentos que más influyeron en esta variación fueron los aceites, el pan, las frutas frescas, la bollería, las masas cocinadas, la pastelería y la charcutería.

También contribuyó al descenso de la inflación el comportamiento de las tarifas de los hoteles, cafés y restaurantes, cuya tasa anual se redujo cuatro décimas, hasta el 3,1%, situándose en niveles de hace más de una década, así como la evolución de los precios de los otros bienes y servicios, que registraron una tasa anual del 3%, cinco décimas inferior a la de enero, como consecuencia del abaratamiento de los seguros. En tasa mensual, el IPC se mantuvo sin cambios, después de tres meses consecutivos en descenso. Hace un año, en febrero de 2008, los precios subieron en términos mensuales dos décimas.

Entre los grupos que tuvieron una aportación positiva a la tasa mensual del IPC en el mes de febrero, destacaron las bebidas alcohólicas y el tabaco, con una tasa del 1,2%; el transporte, con una tasa del 0,3% debido, sobre todo, a la subida de los precios de los carburantes y combustibles, y la vivienda, con una variación mensual del 0,4% achacable a la subida de los precios de la distribución de agua y el gasóleo para calefacción.

Estas subidas fueron compensadas por las caídas de precios en vestido y calzado, con una tasa mensual del -1,4%, resultado de las rebajas de invierno, y en los alimentos y bebidas no alcohólicas, que registraron en febrero una tasa del -0,5% atribuible al abaratamiento de buena parte de los alimentos, especialmente el pescado fresco, la carne de ovino y los aceites.

Los combustibles se abaratan, pero menos

En cuanto a los grupos especiales, las mayores caídas interanuales de precios se concentraron en los bienes industriales, siendo el de los carburantes y combustibles el descenso más acusado, con un abaratamiento de sus precios del 14,1%, tasa inferior en 1,5 puntos a la de enero (-15,6%).

Los precios de los productos energéticos también frenaron en parte su caída en febrero, con una tasa negativa del 8,1% (frente al 9,3% de enero), al tiempo que descendieron los precios de los alimentos sin elaborar y productos energéticos (-3,7%), los bienes industriales sin energía (-3,3%), los bienes industriales duraderos (-1,6%) y los bienes industriales sin productos energéticos (-0,7%).

Entre los aumentos, sobresalen los repuntes interanuales de precios de los servicios (+3,3%), los servicios sin alquiler de vivienda (+3,2%), los alimentos sin elaborar (+2,2%), los alimentos con bebidas y tabacos (+1,9%) y los alimentos elaborados, bebidas y tabacos (+1,7%). Por rúbricas, los mayores incrementos mensuales de precios en febrero los registraron las legumbres y las hortalizas frescas (+1,7%), el tabaco (+1,6%), la carne de ave (+1,4%) y los servicios para el hogar (+1,3%). Por el lado de los descensos, los más elevados se concentraron en la carne de ovino (-6,7%), el pescado fresco y congelado (-3,5%) y los aceites y grasas (-2,4%).

Transportes

En tasa interanual, lideró los aumentos de precios el transporte público interurbano (+9,5%), seguido de la carne de ovino (+8,1%), el transporte público urbano (+7,3%) y la educación universitaria (+6,2%). Por el lado de los descensos, en febrero destacó la caída de los precios de los aceites y grasas (-8,3%), la leche (-6,6%), el transporte personal (-6,3%), los objetos recreativos (-6,1%) y el pescado fresco y congelado (-3,8%), entre otras.

Por comunidades autónomas, la inflación mensual se comportó de forma dispar. Los descensos más elevados correspondieron a Navarra (-0,4%), y País Vasco, Castilla-La Mancha, Asturias, Cantabria, y La Rioja, todas ellas con una caída del 0,1%. En el resto de regiones se mantuvo sin variaciones, con tres excepciones, las de Madrid y Andalucía, donde los precios subieron un 0,1%, y la de Murcia, donde lo hicieron un 0,2%.

En tasa interanual, la inflación subió en febrero en todas las comunidades, salvo en Castilla-La Mancha, que registró una tasa del -0,1%, siendo la primera comunidad en entrar en niveles de precios negativos. La mayor subida, con un 1,3%, la registró Ceuta (+1,3%), seguida de País Vasco (+1,1%), Cataluña (+1%), y Aragón, Baleares y Madrid, todas ellas con un 0,8%. Comunidad Valenciana coincidió con la media nacional (0,7%), mientras que Asturias, Canarias, Cantabria, Extremadura, La Rioja y Melilla se situaron por debajo, con una tasa del 0,6%; seguidas de Andalucía, con un 0,4%; Galicia, Murcia y Navarra, con un 0,3%, y Castilla y León, con un 0,2%.