Mercados

El Ibex cae el 9,8% en el peor febrero de su historia

La crisis financiera mantiene en jaque a los mercados, que ya rozan unas pérdidas del 20% en el año.

La alegría duró un día. Las Bolsas europeas cerraron el viernes con caídas después del fuerte rebote que experimentaron en la jornada precedente. El Ibex cayó el 2,44%, y otras plazas europeas de referencia como el Dax, el Cac y el Footsie el 2,51%, 1,54% y 2,18%.

Hubo también números rojos para Wall Street. El Dow Jones bajó el 1,66%, y el S&P y el Nasdaq, el 2,36% y el 0,98%, respectivamente. El valor protagonista en Estados Unidos fue Citi, que perdió el 40% tras conocerse que el Gobierno ha aumentado su participación en el banco hasta el 36%.

Pero lo que realmente enfrió las Bolsas del mundo en la última jornada fue la publicación del dato del PIB estadounidense. El crecimiento económico del cuarto trimestre del año se saldó con una revisión a la baja de la referencia preliminar desde el -3,8% a un -6,2%. El dato se ha situado por debajo de las expectativas del mercado, que apuntaba a una caída del 5,4% y supone el peor registro desde 1982. Los pocos inversores que quedan en los mercados - los volúmenes de negocio permanecen muy bajos- deshicieron posiciones ante las últimas noticias.

Los sectores más penalizados en Europa volvieron a ser las aseguradoras (-4,94%), los bancos (-4,83%) y la automoción (-4,59%). En la Bolsa española la venta de papel pilló prácticamente a todos los valores porque sólo subieron Indra (2,85%), Inditex (1,63%), Telecinco (1,25%) y Acerinox (0,33%).

Los índices han dibujado esta semana una auténtica montaña rusa dentro de la tendencia bajista general en la que se encuentran. El Ibex 35, por ejemplo, ha oscilado 214 puntos entre el nivel más bajo y el más alto; eso en porcentaje supone un 2,8%. El último cierre lo ha hecho en 7.620,90 puntos, un nivel que es inferior en un 17,13% al cierre de 2008 aparte de que se trata de la cota más baja desde diciembre de 2003.

Febrero ha sido otro mes negativo para las Bolsas. El Ibex ha perdido el 9,82%; es el mayor descenso que obtiene en este periodo. El balance podría haber sido peor sin la ayuda de Telefónica, que gana un 5,6%. Los resultados de la teleco en 2008 sorprendieron favorablemente y la operadora fue la principal impulsora del rebote del jueves del Ibex 35 (3,99%).

Mientras, el Dax, el Cac y el Footsie se han dejado en febrero el 11,40%, 9,13% y 7,70%. El comportamiento de los mercados estadounidenses ha estado en línea; el Dow Jones cae el 11,7%, el Nasdaq, el 6,6% y el S&P, el 10,9%.

Las preocupaciones y las inquietudes han sido las mismas durante este tiempo. La restricción al crédito y la evolución de las economías han sido los principales focos de referencia para los inversores. En España, el INE certificó la primera recesión en 15 años, después de que el desempleo alcanzara los 3,3 millones de personas en enero.

Estados Unidos, por su parte, ha registrado la mayor caída del empleo en tres décadas, con 598.000 puestos.

Innumerables empresas del mundo han anunciado despidos masivos, lo que hace temer a los analistas que las cifras puedan seguir empeorando en los próximos meses. Esto, a su vez, implica mayor preocupación por el deterioro de los resultados empresariales y el recorte o eliminación de los dividendos. El viernes, por ejemplo, Realia anunció a sus accionistas que no pagará dividendo extraordinario con cargo a las cuentas de 2008; Acciona lo recortará un 20%.

Además, los inversores aún no se han quitado el miedo a nuevas nacionalizaciones o quiebras bancarias. Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, descartó en su última comparecencia ante el Senado esa posibilidad, aunque reconoció que la estabilización de las Bolsas depende del equilibrio del sistema financiero.

En Europa los bancos han retrocedido el 17,39% en febrero, que se une a la caída del 9,74% del mes precedente. El Popular fue el peor en la Bolsa española al ceder el 37,83%. En el último mes se comunicaron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores 13 avisos de posiciones cortas (a la baja) sobre esta entidad financiera.

Los grandes, Santander y BBVA, se han dejado el 27,4% y 21%. La entidad cántabra ha pedido permiso a la CNMV para congelar dos años su fondo inmobiliario, el mayor de España, ante el deterioro que sufre el sector. BBVA, por su parte, ha optado por cerrar su negocio de hegde funds.

Más apoyos para el sistema financiero

De momento, los efectos de los planes de ayuda de los gobiernos se han dejado notar poco. El Tesoro de Estados Unidos comprometió en febrero 1,5 billones de euros para salvar la banca. Al mismo tiempo, la Unión Europea ha dado el pistoletazo de salida a la creación de bancos malos en distintos países. Algunos expertos piensan, en este sentido, que los mercados han penalizado en parte la falta de detalles y concreción sobre la creación de un banco tóxico en Estados Unidos.

De hecho, las Bolsas siguen sumando pérdidas. En el año, los retrocesos ya se aproximan o superan el 20% en la mayoría de las Bolsas. El Ibex se deja el 17,13%. Sólo en el último mes tres empresas del mercado continuo han conseguido marcar máximo de 52 semanas. Son Unión Fenosa, Viscofan y Funespaña, que se han revalorizado el 1,42%, 4,49% y 10,13%, respectivamente. Otros 119 valores han marcado los niveles más bajos en el mismo periodo.

A los problemas ya latentes en los mercados desde hace tiempo se han sumado otros nuevos, como la inestabilidad que viven los países de Europa del Este. De hecho, la Bolsa de Ucrania ha sido la peor del mundo con un recorte del 29%. La advertencia de Moody's sobre la vulnerabilidad del sistema financiero de la región ha alimentado las ventas que han sufrido los mercados en las últimas sesiones.

Las caída de febrero ha dejado los índices en niveles críticos. El análisis técnico elaborado por Urquijo Bolsa destaca que en estos días se ha producido la rotura de los mínimos anteriores (lunes) y que tras marcar nuevo mínimo intradía el Ibex en 7.385 (miércoles) se produjo un repunte a niveles inmediatos de resistencia en la zona de los 7.800 puntos. La firma considera que si no se consiguen sobrepasar a muy corto plazo el nivel 7.870 se podrían ver nuevos mínimos. 'Por el contrario, si el índice lograra superar dicha referencia, el siguiente objetivo se situaría en la zona 8.200. Todo lo hacemos depender especialmente del comportamiento próximo del S&P 500, índice que respetó el soporte clave 740 pero no descartamos que pueda perforarlo, lo que se traduciría en nuevas cesiones bursátiles', indica la firma.

Las Bolsas se enfrentan la próxima semana a citas importantes. El Banco Central Europeo se reúne el jueves para decidir sobre los tipos de interés. El mercado está descontando la posibilidad de un recorte hasta el 1,5% desde el 2%. El Banco de Inglaterra también decidirá al respecto, y en este caso las apuestas son de una bajada hasta el 0,5% desde el 1%.

Del lado de Estados Unidos destaca el Libro Beige de la Fed el miércoles. La institución monetaria hará pública su visión actual y futura sobre la marcha de la economía.

Telefónica no salva el mes por sí sola

La operadora de telecomunicaciones ha sido el principal contrapunto al saldo negativo del Ibex en el mes de febrero, aunque ha llegado demasiado tarde como para inclinar la balanza hacia el lado de las ganancias. Telefónica ha aportado en febrero 89,6 puntos al Ibex, una contribución que queda eclipsada sin remedio por los 338,6 puntos que ha restado Santander al índice en febrero o los 163,11 puntos que ha recortado BBVA.

Las acciones de la operadora se han apuntado la segunda mayor subida del Ibex en febrero, del 5,6%, gracias a la publicación de unos resultados de 2008 que han superado las previsiones del mercado y que marcan distancias con el resto del sector y con el conjunto de grandes multinacionales.

Pero Telefónica anunció sus cuentas el jueves, en la penúltima sesión bursátil del mes. El mercado las recibió con un alza del 5,87%, que se trasladó a un avance del 3,99% en el Ibex. Un día después, el valor sólo ha corregido el 0,61%.

El negocio cae a niveles de 2005

El viernes concluyó el mes para las Bolsas. Las caídas han sido fuertes, pero hay un hecho que resta importancia a estos descensos, y no es otro que los volúmenes de negocio. Los mercados están faltos de liquidez. La contratación del mercado continuo se elevó en el mes hasta los 57.461 millones de euros, según datos de Bolsas y Mercados Españoles. Esta cifra supone un descenso del 45,5% con respecto a la de febrero de 2008. Pero, además, es la cuantía mensual más baja desde agosto de 2005.

La contratación ya cayó el 25% en 2008 y provocó recorte del beneficio de BME en un 5%. Aún así, el resultado ha sido mejor del esperado. La cotización ha seguido en línea descendente y en la última semana se ha dejado el 4,18% llegando a cotizar en mínimo histórico.

Esta semana la plataforma alternativa Turquoise ha comenzado a prestar servicios de contratación para 100 valores de la Bolsa española. La competencia crece para el holding de mercados.

Claves. Los más castigados y los refugios

Ucrania, la mayor caída del mundo. La rebaja de la calificación financiera ha hecho mella en Ucrania. Su Bolsa ha sufrido la mayor caída mensual del mundo, al perder el 29%, un derrumbe al que sin duda ha contribuido la decisión de Standard & Poor's de recortar el rating de la deuda soberana del país, a 'CCC+/C', que queda por tanto claramente instalada en el nivel de deuda basura.

Popular, el peor valor del selectivo. La entidad es el peor valor del Ibex en el mes de febrero, en que ha registrado una caída del 29,74%, que deja además a Banco Popular como la compañía del selectivo más castigada en lo que va de 2009, con una pérdida del 37,83%. La inquietud por el alza de la morosidad del banco y las posiciones bajistas en su capital siguen contribuyendo a los descensos.

Cerca de máximos un año después. El precio del metal precioso ha registrado una caída en la semana del 6%, tras haber recuperado en la sesión del pasado 20 de marzo la cota de los 1.000 dólares por onza. Casi un año después de su máximo histórico, en los 1.032,7 dólares, el oro demuestra una vez más su condición de activo refugio en momentos de elevada aversión al riesgo.

El yen corrige casi el 9% frente al dólar. El yen se ha depreciado en el mes de febrero casi el 9% frente al dólar. La divisa nipona se desinfla después de marcar en el mes de enero máximos de trece años frente a la moneda estadounidense. El viernes quedó en los 97,90 yenes por dólar. El euro apenas ha registrado variaciones en el mes respecto al dólar y se cambia en 1,27 dólares.