Proceso de concentración en las cajas

Castilla-La Mancha y Andalucía apoyan la fusión entre Unicaja y CCM

Los presidentes Chaves y Barreda confirman que bendecirán la decisión que tomen los consejos de las dos entidades financieras.

Los Gobiernos de Andalucía y Castilla-La Mancha, por boca de sus respectivos presidentes, confirmaron ayer que existen conversaciones de cara a una fusión entre Unicaja y Caja Castilla-La Mancha (CCM) y que la operación cuenta con el respaldo político de ambos gobiernos, tal y como adelantó ayer CincoDías. Las dos entidades financieras implicadas, por el contrario, aunque no desmienten los contactos, siguen guardando silencio a la espera de que sus respectivos órganos de gobierno ratifiquen la apertura de negociaciones, un respaldo que se producirá en los próximos días, según señalan fuentes cercanas a estas cajas. De culminar con éxito la operación, la caja resultante se situaría entre las cinco mayores del país, con una cartera crediticia de 44.100 millones y 1.500 oficinas.

El presidente andaluz, Manuel Chaves, cree que la operación es una 'buena iniciativa' que no 'obstaculizará' el proceso de fusión entre las cajas de ahorro andaluzas, que podría discurrir en paralelo a la unión de Unicaja y CCM. 'Hay que hacerlo compatible y lo vamos a hacer compatible', remarcó Chaves, quien confirmó que se han producido contactos entre las dos cajas y también entre los dos gobiernos autonómicos que, según el presidente andaluz, darán el visto bueno a la fusión 'si efectivamente las cajas están de acuerdo'. A este respecto, ha insistido en que la decisión corresponde a los órganos de dirección y a los consejos de administración de Unicaja y de CCM, y que la Junta andaluza no sólo la va a respetar, sino que, si hay acuerdo, la va a apoyar. Chaves destacó en este sentido los beneficios de un proceso que implicará la posibilidad de expansión fuera de Andalucía de la mayor caja de la comunidad.

En el mismo sentido, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, consideró 'posible e incluso probable' la fusión de CCM con la caja malagueña y aseguró que el Gobierno regional no tiene problema en que ésta se produzca con una entidad de otra comunidad. En declaraciones a RNE, Barreda recalcó que su Ejecutivo contempla 'bien' esta posible fusión y puntualizó que ahora es un momento en el que hay que tomar decisiones.

El presidente andaluz reitera que esta operación debe ser 'compatible' con las integraciones de las cajas de su comunidad

'En este momento no tiene sentido que todo el mundo, en lo que a las cajas se refiere, prefiera ser cabecita de ratón a cola de león', dijo Barreda, quien vio razonable que Castilla y León siga intentando una fusión de todas las cajas de ahorro de la comunidad. Por ello, agregó, 'en Castilla-La Mancha no tenemos problema en que esa fusión se produzca entre entidades de comunidades autónomas diferentes'. Según indicó, 'las cajas no son un juguete al servicio del gobierno de turno, sino que están al servicio de la sociedad'.

Barreda agregó que 'si para tener un tamaño más adecuado se tienen que fusionar; nosotros no vamos a poner problemas políticos'. Preguntado sobre las críticas hechas por el PP regional sobre la situación que atravesaría la CCM dijo: 'una entidad financiera no necesita que nadie la desestabilice con insinuaciones'.

El presidente de Castilla-La Mancha agregó que el Gobierno regional no oculta nada respecto a este tema. Al contrario, afirmó, 'siempre hemos sido muy respetuosos con una caja que tiene su propia autonomía y desde luego ella es la que toma las decisiones que piensa que le conviene a ella misma y a sus impositores'.

También los socialistas manchegos y los andaluces dieron su respaldo a esta fusión interregional, aunque poniendo el acento en la autonomía de ambas entidades, que sumarían casi 1.500 oficinas. Así, la vicesecretaria del PSOE de Castilla-La Mancha, Guadalupe Martín, aseveró que 'existen negociaciones', pero agregó que los socialistas no trasladarán ningún tipo de influencia o injerencia política en las decisiones que adopte la entidad de ahorro regional, como, según apuntó, ha ocurrido en la Comunidad de Madrid con Caja Madrid. Martín reconoció que en estos momentos económicos 'delicados', todas las cajas están estudiando posibles fusiones para reforzar su solvencia, y desde el PSOE, según añadió, en todo momento se está diciendo que se vería 'con buenos ojos' la decisión que tome CCM.

Respecto a Unicaja, la diputada socialista precisó que es una entidad 'solvente'. Martín también aseguró que 'no hay que poner ninguna objeción a la operación', ya que las fusiones pueden ser 'muy positivas'.

En la misma línea, el vicesecretario general del PSOE andaluz, Luis Pizarro, aseguró que apoyarán la posible fusión siempre que 'beneficie a los ciudadanos', a la vez que no dudó en advertir que esta operación sería compatible con la puesta en marcha del proyecto de la gran caja andaluza. 'Desde el PSOE-A tenemos máximo respeto a la autonomía de las cajas y cuando tomen una decisión, pues la apoyaremos'.

UGT y CC OO. Los sindicatos vinculan su respaldo a un pacto laboral

Los sindicatos ven aspectos positivos en la fusión de Unicaja y CCM, pero recuerdan que la operación deberá saldarse sin coste laboral para que logre el respaldo de los trabajadores. UGT, más entusiasta que CC OO con la propuesta, señaló ayer a través de su responsable de cajas de ahorros en Andalucía, Cecilio Fructuoso, que se trata de 'una buena noticia', ya que la primera entidad de la comunidad 'puede por fin dar el salto de la implantación nacional'. 'Siempre estaremos abiertos a procesos que supongan mayor dimensión si se mantienen los puestos de trabajo', añadió el dirigente sindical, que también respalda, al igual que CC OO, que Unicaja y la Junta reclamen 'compensaciones' para aceptar la fusión. Fructuoso destaca la viabilidad de esta unión interregional frente a la proyectada de Unicaja y Cajasol, un proceso en el que a su juicio 'no se dan las condiciones'. En el mismo sentido, el responsable regional de CC OO en el sector de banca, Íñigo Vicente, no cree que la posible unión de la entidad malagueña y la manchega permita impulsar en paralelo la fusión de las cajas andaluzas, un proceso que a su juicio se verá 'ralentizado'.

CC OO, que es el sindicato mayoritario en ambas entidades y está liderado en Andalucía por Francisco Carbonero, indica que las fusiones son positivas 'en cualquiera de sus combinaciones' si se impulsan con criterios 'económicos, laborales y sociales', por lo que mostró su apoyo a una reclamación de ayudas que garantice la solvencia de la caja resultante. En todo caso, la condición de mayor peso para este sindicato es que la operación se lleve a término incluyendo un pacto laboral que asegure el empleo en entidades y en sus grupos empresariales.

Íñigo Vicente también consideró importante que se preserve 'el equilibrio territorial de la obra social'. En su opinión, el hecho de que la sede social de la entidad resultante se traslade a Málaga es uno de los aspectos más relevantes de esta integración.

Expertos. Una operación que llevará tiempo digerir Dimiten los altos cargos del PP en la caja manchegaArenas teme daños para Unicaja

'La absorción de Caja Castilla-La Mancha (CCM) por Unicaja será una operación pesada de digerir'. Este es el parecer de Ángel Yagüe, coordinador del Instituto Andaluz de Estudios Financieros. El experto estima que 'sanear los balances de CCM debe ser bastante complicado, aunque habrá fuertes presiones políticas y el Banco de España habrá ordenado que no deje caer a ninguna entidad financiera'. El analista consultado por Europa Press afirmó que 'se va a añadir al sistema financiero andaluz una caja con una situación patrimonial muy deteriorada, un enfermo en coma que necesita atención prioritaria, frente a Unicaja, que está bastante saneada pero no es todopoderosa'.

Por eso consideró que 'va a tener una digestión bastante pesada que puede durar años y, si se le exige esa absorción con connotaciones políticas, va a ver limitada cualquier posibilidad de actuación a corto o medio plazo, a no ser que se inyecte mucho dinero público en el proyecto'.

Por ello, consideró que aunque la propuesta de gran caja andaluza 'es una iniciativa bonita', a su juicio será 'inviable a corto plazo, pues se va a complicar y a retrasar sine die si culmina la operación Unicaja-CCM'.

No obstante, reconoció que a Unicaja 'le puede parecer interesante coger la red comercial de CCM'. Agregó que dicha operación 'deberá acometerse en menos de seis meses'.

Por su parte, el economista y ex presidente del Consejo General del Colegio de Economistas de España, Fernando González-Moya, se mostró más favorable de la fusión por absorción de Unicaja y Caja Castilla-La Mancha. Consideró que esa operación 'no tendría por qué afectar al proyecto de gran caja andaluza', aunque admitió que no se podrá acometer a corto plazo. 'No creo que nadie pensara en una caja única a corto plazo. Se trata de un a un plazo de 15 ó 20 años, donde se deben unir cajas de diferente sentido y sensibilidad e, incluso, sensibilidad política'.