Crisis económica

Rajoy afirma que "Zapatero es un auténtico temporal de ineficacia e incompetencia"

El presidente del PP, Mariano Rajoy, dijo hoy que "el gran temporal" que azota España no es el de nieve y bajas temperaturas, sino el del jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al que ha calificado como "un auténtico temporal de ineficacia e incompetencia".

Rajoy ha hecho estas afirmaciones durante el mitin de precampaña electoral que ha ofrecido en la localidad suiza de Berna, ante cientos de simpatizantes gallegos del Partido Popular.

Ha criticado de nuevo el funcionamiento de los servicios públicos ante situaciones meteorológicas adversas, como las de estos últimos días, y tras aludir directamente a la ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, ha reclamado la necesidad de un "Gobierno eficaz".

Por ello, según ha señalado, el "gran temporal" que hay en España no es el de nieve y frío, pues "estas cosas pasan", sino el de la "ineficacia del Gobierno, que destruye la economía española".

En referencia al presidente del Gobierno, Rajoy dijo que "es un auténtico temporal de ineficacia e incompetencia y su actuación está creando gravísimos problemas a las empresas y a las personas".

El presidente del PP ha recordado que el próximo martes tendrá lugar en el Congreso de los Diputados un debate sobre economía y situación laboral que, a su juicio, "no valdrá para nada salvo que Zapatero haga cuatro cosas".

La primera, ha continuado, "cesar" al vicepresidente económico, Pedro Solbes, que se encuentra "abrumado y superado por los acontecimientos"; la segunda, "dar un giro a su política económica de 180 grados"; la tercera, "hacer una propuesta clara para que las pymes y los autónomos puedan tener crédito"; y la cuarta, que las administraciones públicas "paguen sus deudas" con las empresas pequeñas y mediadas, que ha cifrado en 33.000 millones de euros.

Como quiera que la situación de la economía española atraviesa momentos "muy graves", con más de tres millones de personas en paro, Rajoy ha reclamado también cuatro reglas básicas: "no mentir, no despilfarrar el dinero de todos, ayudar a quienes crean bienestar y trabajo, las pymes y los autónomas, lo que significa bajarles los impuestos, y preparar la economía haciendo reformas".

En su opinión, el presidente del Gobierno "no cumple ninguna" y ha abocado a la economía española a una coyuntura complicada que exigirá "cuajo, coraje y determinación", todo lo que, ha sentenciado, tendrá el PP para "arreglar" la situación.