Efectos de la crisis

El consejo de Estado belga cree que limitar las indemnizaciones de los altos directivos es discriminatorio

El Consejo de Estado belga considera discriminatorio el proyecto de ley del Gobierno que limita a 18 meses de sueldo las indemnizaciones que cobran al dejar el cargo los altos directivos de empresas que cotizan en bolsa, se anunció hoy.

En octubre se generó una polémica al saberse que, al mismo tiempo que los accionistas del grupo bancario Fortis veían evaporarse el valor de sus títulos, los directivos que habían llevado la entidad a una gravísima crisis tenían derecho a indemnizaciones de varios millones de euros.

Para restaurar la confianza de los inversores, el Gobierno aprobó un proyecto de ley que reducía la indemnización para altos directivos hasta un máximo que iguala el sueldo fijo de 12 meses, cifra que podía ascender a 18 meses en caso de antigüedad prolongada en la empresa.

El Consejo de Estado ha destacado que la restricción es discriminatoria porque los demás empleados tienen derecho a una indemnización de dos años de sueldo, incluido primas, según informó en un comunicado el ministro de Justicia, Stefaan De Clerck.

De Clerck estudiará el informe del Consejo de Estado, pero insistió en su objetivo de que la ley entre pronto en vigor.

"El proyecto de ley debe realizarse en su totalidad, pero debemos encontrar una solución para este punto que critica el Consejo de Estado", ha declarado el ministro de Justicia, que espera que el Parlamento pueda votar la ley dentro de tres semanas.