Descenso récord

La Bolsa cierra enero con una caída histórica del negocio

El mercado español ha negociado acciones en enero por 63.800 millones al cierre de ayer. Es la cifra más baja desde 2003, aparte de que supone un descenso récord del 65% con respecto al mismo mes de 2008. La crisis ha reducido el valor de los títulos y el interés por entrar en Bolsa.

Hoy es la última jornada de enero para las Bolsas. El arranque de año va a ser negativo para la mayoría, aunque las pérdidas no alcanzarán ni mucho menos a las de enero de 2008, cuando se produjo el crac mundial. El Ibex, por ejemplo, caía hasta ayer el 7,81%, frente al 12,87% del año pasado.

También va a ser diferente en cuanto a volumen de contratación. A falta de una sesión, el mercado español ha negociado en enero 63.788 millones, una cifra que está un 65% por debajo del mismo mes de 2008. Además, supone un descenso histórico. La diferencia es amplía en parte porque enero de 2008 fue récord con 182.935 millones. Pero aún así, el volumen resulta el más bajo por el momento desde 2003. Falta añadir la cifra de hoy, que en caso de superar los 67.743 millones, entonces el negocio habría retrocedido a niveles de 2004. 'No hay dinero. Si a la caída de los valores sumas los fuertes reembolsos de los fondos... Es pura matemática a la que se une un incremento del miedo de los inversores', explica Javier Barrio, de BPI.

Similar en el resto de Europa

La preocupación es general, porque el comportamiento ha sido similar en el resto de los mercados. Citi calcula que el negocio bajará una media entre el 60% y 70% en los mercados europeos, y que muchos de ellos registrarán los niveles más bajos desde 2004 ó 2005. Para Deutsche Börse, Citi espera una caída del 70%, cerca del 60% para London Stock Exchange (LSE) y del 62% para Nyse Euronext.

Para el banco estadounidense el recorte del negocio ha estado motivado por las ventas de los hedge funds, las dudas sobre el impacto que pudieran ejercer las plataformas alternativas, así como la caída del precio de las acciones. Los analistas esperan que la tendencia bajista continúe en los próximos meses, de tal forma que al final de año el descenso de la contratación en renta variable podría oscilar entre el 50% y 60% en la región. En el caso concreto de BME sería del 49%, después de un recorte del 25% en 2008.

En este contexto, Citi ha bajado la recomendación de LSE y de BME a vender porque prefiere 'mercados más diversificados y no tan expuestos al negocio de acciones'. Las Bolsas están acusando este deterioro de volúmenes. BME desciende un 2,94% en lo que va de año, y LSE y Deutsche Börse, el 19,4% y 4,36%.

'La crisis ha provocado mayor aversión al riesgo. Hay inversores que permanecen en Bolsa y otros que tienen liquidez, pero que no ven el momento de entrar. Hay muy poca visibilidad en el medio plazo', comenta Natalia Aguirre, de Renta 4.

Los mercados de derivados también sufren

- El mercado de derivados terminó 2008 con récord de volumen en la Bolsa española y en otras. 'Había un fuerte componente de especulación y los traders apostaban por posiciones cortas', señala Luis Benguerel, de Interbrokers. Los analistas esperan también aquí una caída de la contratación, aunque más suave. Si el negocio en derivados regresara a niveles de 2004 y 2005, como se calcula para las acciones, implicaría una bajada para Euronext en 2009, el mercado más activo, entre el 50% y 60%, un escenario que Citi ve improbable; se inclina más por un descenso entre 20% y 30%.

- Las plataformas alternativas de negociación están desembarcando en Europa. Chi-X lleva una semana ofreciendo contratación de los 35 valores del Ibex, y Turquoise empezará a operar con compañías españolas a partir del 16 de febrero. La mayoría de los analistas considera que la cuota de mercado que podrían robar dichas plataformas a las Bolsas tradicionales ya está descontado en precio. Pero avisan de que la creciente competencia podría presionar a la baja las tarifas.

- La Bolsa de Nueva York es la que más negocia del mundo. Al cierre de 2008, su contratación supuso el 40% sobre el total. Por detrás se sitúa Nasdaq con un 17,9%, mientras que el volumen del mercado inglés y alemán suponen el 4,1% y el 3,9%, respectivamente. BME se encuentra en la novena posición con un 2,2%. El mercado de Corea es el más activo en derivados, ya que su volumen supone el 21% del total.