Fitur 2009

Hesperia diseña un plan que conlleva un ajuste de costes e inversiones

Hesperia ultima un plan estratégico de cara a 2012 en el que se replantea el modelo de negocio hotelero en lo que atañe a aperturas. Su consejero delegado, Javier Illa, reconoce que ha ralentizado el ritmo de aperturas que llevaba hasta ahora y ha reducido la plantilla en 300 empleados (ahora cuenta con 3.100 trabajadores).

Hesperia diseña un plan que conlleva un ajuste de costes e inversiones
Hesperia diseña un plan que conlleva un ajuste de costes e inversiones

No hay nadie que se salve de esta crisis', dice el consejero delegado de la cadena Hesperia, Javier Illa. La cadena hotelera catalana ve que es el momento de ralentizar el ritmo de inversiones y reflexionar sobre nuevos modelos de negocio que ajusten sus cifras de gasto. Si hasta ahora abría una media de seis u ocho establecimientos al año, en 2009 inaugurará sólo dos hoteles: el de las Ramblas en Barcelona y el World Trade Center en Valencia (Venezuela). 'æpermil;ste último contará con un gran salón de congresos para atraer al cliente de negocios', explica el consejero delegado.

Al tiempo, la compañía está ultimando un plan estratégico con destino a 2012, 'en el que definirá sus objetivos de crecimiento y posicionamiento de la marca', dicen en la cadena. Para Illa, 'las cosas han cambiado y conviene replantearse cuál es modelo de negocio hotelero más adecuado'. El fin último para la compañía es 'es reducir costes, ser más competitivo y elevar la comercialización de las reservas hoteleras'.

'Es el momento de ajustar gastos, y tener tesorería', señala Illa. Por este motivo, ha revisado su plantilla y ha ajustado su estructura prescindiendo de 300 puestos de trabajo. 'Teníamos 3.500 trabajadores y ahora contamos con 3.100 empleados', añade. 'No hemos realizado despidos masivos sino que más bien hemos ido prescindiendo de contratos que se terminaban', explica.

Hesperia prevé seguir creciendo pero a ritmo más lento, con más cautela y sin tanta inversión. De esta forma, estudia nuevos sistemas de explotación de activos para no caer tanto en la propiedad como hasta ahora. La cadena catalana es propietaria del 60% de los activos -posee 50 establecimientos repartidos, principalmente por España, Andorra, Reino Unido y Venezuela-.

Ni comprar ni vender

Illa considera que 'no es momento para invertir pero tampoco para desinvertir', añade Illa. En este sentido, Illa hace referencia a la participación que tiene Hesperia en NH (del 25%). 'Esperaremos a los resultados de NH, los analizaremos y veremos qué quieren hacer en la cadena', advierte Illa. Pero, en principio, Hesperia no tiene previsto ni salir de su competidor ni aumentar más su participación, según su consejero delegado. En 2004, Hesperia compró hasta un 5% de capital de NH, que en 2007 volvió a aumentar hasta un 25%.

La cadena catalana no ha cerrado aún sus resultados, pero Illa estima que el retroceso será de entre el 4% y el 5% en ventas. 'El último trimestre fue el peor para todos los negocios. Nuestras ventas cayeron hasta un 15% en ese periodo', comenta Illa. Este año, no será mejor y el consejero delegado de la compañía catalana prevé un descenso en torno al 9%.