EDITORIAL

La banca anima la venta de pisos

Las crisis económicas suelen provocar un importante aumento del patrimonio inmobiliario de la banca. En la actual, ese proceso se da con más motivo, porque a la recesión internacional se suma el brutal ajuste de la vivienda en España. Así se entiende que numerosas entidades hayan anunciado diversas fórmulas para gestionar los pisos que heredan de promotores o de particulares insolventes. Como ejemplo, las cajas de ahorros presentes en Ahorro Corporación acaban de aprobar la creación de una sociedad que administre conjuntamente sus activos inmobiliarios.

No es extraño, pues, que en los próximos días aparezcan más ofertas como la de Caixa Catalunya, que ha puesto a la venta 3.000 viviendas con una rebaja del 30%. La mayoría de las entidades necesita liquidez y, además, aspira a reducir el coste de mantener este patrimonio inactivo. Es un proceso que, sin duda, puede contribuir a revitalizar un mercado actualmente bajo mínimos. Sin embargo, las entidades financieras se enfrentan a una demanda que confía en que los precios han de bajar más. De momento, el año pasado, según las cifras oficiales, descendieron un 2,8%.

Los expertos, que también esperan que la corrección continúe, alertan de que en algunos casos ya se ha producido el ajuste, por lo que recomiendan empezar a examinar el mercado en busca de oportunidades. De ser así, en los próximos meses se deberá comenzar a notar un alentador cambio de tendencia en el mercado de la compraventa de viviendas.

A ello contribuirá igualmente la caída del euríbor -el viernes cerró al 2,37%-, que allana el coste de la financiación. No obstante, todo quedará pendiente de que la banca vuelva a abrir el grifo del crédito hipotecario. Las mismas entidades que quieren vender sus pisos probablemente sean más flexibles a la hora de conceder los créditos necesarios. Es deseable que el crédito reanude su actividad también en el ámbito de la vivienda cuanto antes, porque el beneficio de ello será para todos.