Espionaje político

El diputado del PP Alfredo Prada dice que "es una actividad ilegal con fondos públicos"

El diputado madrileño y miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PP, Alfredo Prada, anuncia que denunciará el caso de espionaje publicado por EL PAÍS y se plantea pedir "amparo" a la Asamblea de la región.

"Debe caer el peso de la ley sobre los presuntos delincuentes". El ex consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Alfredo Prada, último vinculado a la trama de espionaje político en la región, éste como víctima, ha anunciado que pondrá en manos de la justicia el seguimiento al que fue sometido según publica hoy EL PAÍS. Prada, entrevistado esta mañana por la Cadena SER, ha reconocido que los hechos son "muy graves" más si cabe cuando hay fondos públicos de por medio. El hoy miembro del Comité Nacional del partido afín a Mariano Rajoy ha manifestado que denunciará el caso, bien ante un juzgado bien ante la Fiscalía, y ha reconocido que se plantea pedir "amparo" ante la Asamblea madrileña como diputado que es.

"El señor Gallardón dijo anoche que estaba indignado, imagine cuando uno mismo lee en el periódico que ha sido objeto de espionaje e investigación, a su mujer y a su hijo. Es muy grave" ha afirmado Prada. El alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, fue el invitado del programa de TVE 59 segundos el día que EL PAÍS revelaba que su número dos, Manuel Cobo, también había sido seguido en abril de 2008. Gallardón aclaró que una comunidad "no puede tener un cuerpo parapolicial" y manifestó quie habrá que "depurar responsabilidades".

El equipo de Granados

Prada, que fuera consejero de Interior y Justicia de la Comunidad de Madrid desde noviembre de 2003 a junio de 2007, ha descartado que tenga nada que ver con el equipo de asesores de seguridad del actual consejero de Presidencia, Francisco Granados, que según ha informado EL PAÍS ha desempeñado labores de espionaje. "Es un equipo ex novo -ha explicado Prada- que se crea en septiembre de 2007 y yo dejo de tener competencia en Interior en junio". El diputado madrileño ha afirmado que pidió ayer a la presidenta Esperanza Aguirre que desmintiera cualquier vinculación con ese cuerpo y así lo hizo. Granados cuenta con un equipo de tres ex agentes de la Guardia Civil dirigidos por el ex inspector de la Policía Marcos Peña para desempeñar, según él mismo ha reconocido labores de "contravigilancia y de seguridad de los edificios autonómicos".

Según publica hoy EL PAÍS, algunos de los ex agentes que trabajan para la Consejería de Interior como asesores de seguridad de la comunidad espiaron en los meses previos al congreso nacional del PP en 2008 a Prada, entonces consejero de Justicia y único miembro del Gobierno de Aguirre que había manifestado públicamente su apoyo a Mariano Rajoy. En el congreso nacional del partido celebrado en mayo de 2008, Prada fue incluido en el Comité Ejecutivo Nacional a propuesta de Rajoy. Un mes después, el entonces consejero de Justicia fue sustituido en su cargo por Aguirre.

También esta mañana, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons ha abierto una puerta a la complicidad del Ministerio del Interior en el escándalo de espionaje. "Hay información contenida en los dossieres que no se puede conseguir sin la connivencia de Interior, como identificaciones de personas y matríclas", ha precisado González Pons, y se ha preguntado: "¿quién está detrás de esta investigación a los populares?".

El Gobierno de la Comunidad de Madrid se reúne esta mañana, como todos los jueves. Según informa la Cadena SER, a la cita no se ha presentado la jefe del Ejecutivo madrileño, Esperanza Aguirre, algo nada habitual. La reunión es presidida por su número dos, Ignacio González, seguido también durante un viaje a Cartagena de Indias (Colombia), y estará presente el actual consejero de Presidencia, Francisco Granados.

Cronología del espionaje madrileño

De noviembre de 2003 a junio de 2007. Alfredo Prada es vicepresidente y consejero de Justicia e Interior desde noviembre de 2003 hasta junio de 2007. Ficha a Sergio Gamón como director general de Seguridad Ciudadana.

Junio de 2007. Francisco Granados, secretario general del PP madrileño y consejero de Presidencia, asume también las competencias de Interior.

11 de septiembre de 2007. Granados ficha a tres guardias civiles de Valdemoro (localidad de la que fue alcalde) como asesores de seguridad.

Abril de 2008. Espionaje de agentes de la Consejería de Interior a Manuel Cobo (vicealcalde de Madrid) y Prada (consejero de Justicia).

27 de junio de 2008. Por recomendación de Jaime Ignacio del Burgo, Granados ficha a Marcos Peña como jefe del departamento de asesores de seguridad.

Junio de 2008. Mariano Rajoy es reelegido presidente del PP. Prada le apoya. Rajoy le adjudica más tarde un cargo orgánico en la dirección del PP.

26 de junio de 2008. Aguirre destituye a Prada como consejero de Justicia.

27 de junio de 2008. Sergio Gamón, director general de seguridad ciudadana, registra una sede de la Consejería de Justicia y requisa un ordenador donde había supuestamente informes confidenciales (algunas fuentes aseguran que pertenecían a Granados y otras que se habían elaborado contra Ignacio González).

Julio de 2008. Granados destituye a Gamón como director general de seguridad ciudadana y ficha a Enrique Barón, hasta entonces jefe superior de policía de Madrid.

Agosto de 2008. Espionaje a Ignacio González, vicepresidente de la Comunidad de Madrid, en un viaje oficial a Cartagena de Indias (Colombia).

Enero de 2009. Peña asegura que hace informes para Granados sobre tramas de corrupción política que afectan a municipios gobernados por alcaldes sociales y sobre diversos escándalos.