Bolsas

Si es como ocurrió con Roosevelt, habrá rebote

El Dow subió el 75% en los 100 primeros días de su elección.

En momentos tan revueltos como el actual, soñar con los 100 primeros días de Barack Obama como presidente de EE UU quizá no resulte tan descabellado. La elección de Franklin D. Roosevelt en 1932, en medio de la Gran Depresión, trajo esperanza. 'Lo único que tenemos que temer es el miedo', comentó el día de su investidura para tratar de levantar los ánimos del país. Prometió acción y el mercado le dio un voto de confianza. En 100 días el Dow Jones rebotó el 75%, inspirado por las medidas anunciadas. ¿Se repetirá la historia, a pesar del mal comienzo de ayer?

El panorama se presenta incierto. Las heridas del sistema financiero siguen abiertas, el deterioro económico se acentúa a velocidad de vértigo y los resultados empresariales reflejan una importe merma. Un contexto que ha dejado la confianza por los suelos, pero es precisamente ahí donde la llegada de Obama puede servir de revulsivo.

'Obama está rodeado de un gran aura de credibilidad. Todo lo que haga va a ser entendido en positivo. Su carisma le permitirá tomar medidas valientes que la población no aceptaría con otros presidentes. Tiene que arriesgar y parece dispuesto a jugar con ese margen de garantía. Puede contribuir a que el deterioro no se vea de forma tan negativa por la esperanza que infunde. Es muy difícil que se produzca un desencanto', comenta José Manuel Pazos, director general de IGF.

El reto para Obama es enorme y a pesar de que su elección gustó a Wall Street el mercado no ha logrado despegar. En concreto, desde el día de su elección hasta el día anterior a su investidura el Dow Jones retrocedió un 14%, la mayor caída que ha sufrido el mercado estadounidense en ese periodo poselectoral. La única otra vez que se produjo un retroceso similar se vio en la Gran Depresión cuando el Dow Jones perdió el 12,7% entre el día de la victoria de Franklin D. Roosevelt y su investidura como presidente. Eso sí, entonces a la caída le sucedió un rebote de mucha mayor magnitud, del 75% en 100 días. Un comportamiento que Wall Street no ha podido repetir en un periodo similar. En ninguna otra ocasión desde 1900 el mercado ha experimentado una subida de doble dígito los 100 primeros días del nuevo presidente, según Bloomberg.

Restaurar la confianza

Quizá esta vez el mercado lo pueda conseguir. 'El mercado espera acción inmediata y es posible que la dé. Obama ya ha ido anunciado las líneas básicas de sus planes. Se han puesto ya muchos esfuerzos en política monetaria y fiscal pero les falta coger tracción por la falta de confianza. Obama lo puede conseguir pero lo situación se ha deteriorado tanto que su solución tiene que ser creíble', comenta Joaquín Casasús, director general de Abante Gestión.

La clave está en ver si la reforma del sistema financiero y los paquetes de estímulo fiscal que prepara el equipo de Obama inspiran esa confianza tan necesaria que determina el sentimiento del mercado. 'Obama supone un cambio y con un mercado cerca de mínimos es más fácil que haya cualquier sorpresa positiva. Puede ser una buena excusa para valorar si la situación es tan dramática y tomar posiciones', explica José Luis Martínez, estratega de Citi en España. Lo bueno es que EE UU no se ha quedado de brazos cruzados. 'Quizá muchos estén infravalorando lo que se ha hecho ya', añade Casasús.

Claves

1 Tipos de interés. La fuerte caída de los tipos de interés limita las opciones de inversión sin riesgo.

2 Deuda. La rentabilidad de los bonos del Estado se han reducido a la mínima, lo que reduce su atractivo y aumenta el de la renta variable.

3 Deuda privada. La reactivación actual del mercado de crédito es un reflejo de la mayor confianza del mercado, clave para la recuperación de la Bolsa.