Construcción

Los bancos se quedan con 2.000 viviendas de El Pocero

Al menos cuatro entidades financieras se han quedado con unas 2.000 viviendas que el constructor Francisco Hernando, conocido como Paco El Pocero, no ha conseguido vender en la urbanización de El Quiñón de Seseña (Toledo), donde en principio estaban previstas 13.500, según explicó ayer el alcalde de Seseña, Jesús Fuentes.

Según el edil, Caja del Mediterráneo, Caixa Nova, Banco Santander y Caja Duero son las entidades financieras a las que Hernando ha 'compensado' con viviendas por no poder hacer frente al pago de los créditos que tenía contraídos.

La urbanización El Quiñón tiene empadronadas unas 2.000 personas. En este momento hay edificados, o a punto de terminarse, 5.096 pisos, de los que 2.800 tienen licencia de ocupación y se pueden habitar y escriturar.

Hay otras 2.300 viviendas que carecen de licencia de ocupación porque el municipio no puede garantizar el agua. La constructora de El Pocero, Onde 2000, se niega a pagar las certificaciones de obra de la tubería de agua, siempre según Fuentes.

La empresa lo niega

La empresa Onde 2000 precisó ayer que las 2.000 viviendas han sido adquiridas por inmobiliarias de diversas entidades financieras con precio tasado y no a cambio de solventar la deuda de la empresa. Fuentes de la compañía explicaron a Europa Press que actualmente se ha vendido a particulares el 89,5% de las viviendas de El Quiñón pertenecientes a la empresa.