Calificación

Fitch mantiene el rating AAA para la deuda española

La agencia de calificación Fitch dijo el martes que mantiene su calificación de AAA para la deuda a largo plazo del Reino de España, un día después de que la firma Standard & Poor's la situara en su lista de vigilancia con implicación negativa desde su actual rating de triple A.

"Tenemos a España en rating AAA con perspectiva estable y esa sigue siendo nuestra visión pese al reciente deterioro y a las perspectivas fiscales", dijo Brian Coulton, director de economía global de Fitch, en una entrevista concedida a Reuters.

Coulton añadió que Fitch prevé que las finanzas públicas del Estado español se deterioren de manera pronunciada y que el Estado tendrá que elevar sus necesidades de préstamos.

"Actualmente esperamos un déficit del 5% del PIB en 2009 y una subida bastante fuerte en la deuda pública desde el 38 por ciento de finales de 2008 al 48% a finales de este año", dijo.

El lunes la agencia de calificación Standard and Poor's (S&P) situó la deuda a largo plazo del Reino de España en su lista de vigilancia con implicación negativa desde su actual rating de triple A ante los importantes desafíos que enfrenta la economía española, ya que atraviesa un período de crecimiento muy débil.

Standard & Poor's señalaba que España tiene que recortar el gasto público en línea con la caída de los ingresos.

Zapatero no ve motivos para rebajar el 'rating' de España

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que "no hay razones" para rebajar la calificación de 'AAA' de España por la "fortaleza" del país y la "solvencia" de sus cuentas públicas, y recordó a Standard & Poor's (S&P), que ayer situó en "vigilancia negativa" la calificación de España, que el propio papel de las agencias de calificación "está siendo sometido a debate en la reforma del sistema financiero" internacional.

Zapatero indicó que hay tres agencias de calificación "reconocidas internacionalmente" y que únicamente S&P ha puesto en cuestión el 'rating' de la deuda española, afirmó que el compromiso de mayor inversión, de mayor gasto y de mayor endeudamiento es "temporal", y añadió que España es un país que ha demostrado "que sabe tener superávit".

"Desde nuestro punto de vista, no hay razones para ello (para rebajar la calificación de España) por la fortaleza del país y la solvencia de las cuentas públicas. Además, el compromiso de mayor inversión y mayor gasto y mayor endeudamiento es un compromiso temporal de un país que ha demostrado que sabe tener superávit", reiteró.

Dicho esto, indicó que "después de todo lo que ha pasado con las agencias de 'rating' y de calificación", en referencia a la crisis internacional de los mercados financieros, es preciso "tomarse con un poco de tranquilidad" los movimientos que pueden realizar estas agencias. "El papel de las agencias de calificación está siendo sometido a debate todo lo que es la política de reforma del sistema financiero", concluyó.