Acuerdo

La UE pacta con Ucrania un nuevo documento para que Rusia reanude el suministro de gas

La estación de medición de gas de Sudzha, en Rusia, cerca de la frontera con Ucrania.
La estación de medición de gas de Sudzha, en Rusia, cerca de la frontera con Ucrania.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y la primera ministra ucrania, Yulia Tymoshenko, han acordado plasmar en dos documentos separados el acuerdo alcanzado el sábado entre la UE, Ucrania y Rusia para la reanudacion del suministro de gas ruso a Europa oriental a través de territorio ucranio. Es la respuesta de la UE a la negativa de Moscú a reactivar el bombeo de gas después de denunciar que Kiev había añadido en el protocolo para la supervisión del tránsito del gas una cláusula manuscrita. Timoshenko agregó a mano en el documento, firmado previamente por Rusia y la Unión Europea, que Kiev no se ha quedado ilegalmente con gas ruso y que cancelado toda la deuda con Gazprom.

"Barroso ha llamado a Tymoshenko y ha acordado con ella separar los dos documentos. Ahora están trabajando en cómo lograr plasmar los nuevos términos sin referencia alguna a la declaración ucrania", ha dicho un portavoz de la Comisión. No obstante, la comisión, según este portavoz, considera que la declaración (de Ucrania)no tiene ningún efecto sobre la validez de lo acordado y firmado por Ucrania, Rusia y la UE".

Poco antes, ha sido el primer ministro checo, Mirek Topolanek, en representación de la UE, quien ha llamado a Vladímir Putin para intentar desbloquear la situación. El presidente de turno de la UE ha recordado a su colega ruso que la aportación ucrania al acuerdo con Rusia no es vinculante, según ha anunciado un portavoz de Putin a última hora del domingo. "La declaración de Ucrania no es parte del protocolo principal y sólo representa la opinión de la parte ucrania", ha dicho el portavoz al referirse a la conversación telefónica de Topolanek con Putin.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, rechazó este domingo los añadidos de Ucrania, que calificó de burla al sentido común. "Considero que quienes han firmado ese documento con reservas deben entender las consecuencias legales de sus acciones", dijo, para añadir que lo consideraba "nulo" y "sin ningún valor". Medvedev, además, hizo un llamamiento a los países de la UE para que fuercen a Ucrania a borrar las anotaciones manuscritas. Fuentes del Gobierno ruso aseguraron que el primer ministro, Vladimir Putin, tiene intención de enviar este lunes a varios delegados a Bruselas para tratar sobre la nueva situación de bloqueo.

Observadores internacionales

El acuerdo, ratificado por Kiev, estipula que el suministro será supervisado por un grupo de observadores internacionales, desplegados en las diversas estaciones de bombeo, previa condición impuesta por Moscú y que ya han llegado a la zona del gasoducto de exportación ruso.

En total, prevé el despliegue en la zona 22 observadores europeos, de los cuales 18 son expertos de energía, incluidos representantes de la industria europea y cuatro funcionarios del Ejecutivo comunitario, a los que se sumarían progresivamente monitores rusos y ucranios.

Los ministros europeos de Energía se reunirán el lunes de forma extraordinaria para estudiar las consecuencias del corte de suministro de Rusia y la manera de evitar que una crisis similar se repita en el futuro.

Los Veintisiete tienen previsto aprobar un texto de conclusiones en el que harán recomendaciones básicas de carácter político para afrontar la dependencia energética que la UE tiene del exterior, en especial de Rusia.

Fuentes de la presidencia checa han señalado que los ministros discutirán medidas para garantizar el suministro a largo plazo y la posibilidad de acelerar algunas medidas y proyectos que aseguren el suministro y minimicen el riesgo de que la actual crisis pueda repetirse de nuevo.

Según las fuentes, los titulares de Energía tomarán como referencia las propuestas que el Grupo de Coordinación del Gas formuló el pasado viernes tras estudiar los datos que facilitaron los países de la UE.